Cementos Rezola se suma a STARTinnova con los alumnos del Colegio Alemán

Los alumnos del Colegio Alemán, en su visita a las instalaciones de Cementos Rezola./L. MICHELENA
Los alumnos del Colegio Alemán, en su visita a las instalaciones de Cementos Rezola. / L. MICHELENA

La firma donostiarra forma parte de la red de empresas mentoras que apoyan a los alumnos participantes en esta iniciativa para el fomento del emprendimiento

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOSAN SEBASTIÁN.

Los estudiantes del Colegio Alemán Deutshe Schule San Alberto Magno visitaron recientemente las instalaciones de Cementos Rezola, en Añorga, empresa mentora que apoya su participación en el programa STARTinnova. Este programa es una iniciativa para el fomento del emprendimiento creada e impulsada por EL DIARIO VASCO, que en esta sexta edición cuenta con la participación de más de 800 estudiantes guipuzcoanos, principalmente de entre 16 y 17 años, de 38 centros de Bachillerato y Formación Profesional.

STARTinnova tiene como objetivo fomentar entre los jóvenes participantes actitudes emprendedoras útiles para afrontar las diferentes facetas de sus vidas con habilidades y herramientas que les permitan ser autónomos, tomar las riendas de sus proyectos y aportar soluciones innovadoras a los retos cada vez más complejos que se plantean. STARTinnova enseña que la actitud emprendedora no sólo es útil a la hora de poner en marcha negocios, sino también para que personas con sensibilidad social pongan en marcha proyectos que solventen problemas relevantes para nuestra sociedad.

La firma donostiarra ofreció una visita guiada a sus instalaciones a los estudiantes que mentoriza en su participación en STARTinnova. En el recorrido, los alumnos del Colegio Alemán tuvieron la ocasión de conocer el funcionamiento de una empresa de la mano de Juan Luis Querejeta Recalde, jefe de medio ambiente de Cementos Rezola Heidelbergcement Group, quien destacó que la empresa cementera «apuesta desde siempre por el fomento del emprendimiento. Contribuimos a ello de diferentes formas, desde la creación del Museo Cementos Rezola como espacio para compartir conocimiento, hasta nuestro programa de prácticas que ofrece la posibilidad a muchos jóvenes de trabajar con nosotros y aplicar lo aprendido en sus estudios. STARTinnova se inserta en esa visión a la perfección y estamos orgullos de ser partner de esta iniciativa».

La empresa ofreció a los alumnos una visita guiada por sus instalaciones para conocer su funcionamiento

«Nunca hay que dejar de aprender y los jóvenes son hoy una fuente de innovación continua»

STARTinnova quiere contribuir, mediante esta actividad, a estrechar lazos de colaboración entre el mundo educativo y las empresas. Esta vinculación se articula en torno a la figura del mentor, firmas que estando comprometidas con el fomento de comportamientos emprendedores, como es el caso de Cementos Rezola, mentorizan a uno de los centros participantes. Esta relación permite a los estudiantes conocer la realidad de una empresa y los retos a los que se enfrenta por medio de visitas como la realizada por los estudiantes de Colegio Alemán Deutshe Schule San Alberto Magno a esta firma donostiarra, además de reforzar la propuesta formativa de STARTinnova.

«Es algo fundamental»

«Para Cementos Rezola el emprendimiento es vital», subrayó Querejeta. Además añadió que «formamos constantemente a nuestros trabajadores porque creemos que solo aprendiendo es posible mantenerse a la vanguardia. Pensamos que nunca hay que dejar de aprender y que los jóvenes son hoy, más que nunca, una fuente de innovación continua. La combinación de este espíritu innovador con una adecuada formación es fundamental para el éxito de estas generaciones futuras».

La base metodológica sobre la que se asienta STARTinnova radica en una plataforma de e-learning que conjuga conceptos teóricos con ejercicios interactivos y encuentros itinerantes con emprendedores celebrados en un centro diferente cada vez. Los alumnos trabajan en grupos de cinco -siempre tutorizados por un profesor del centro- para ir interiorizando, a lo largo de las cuatro fases de que se compone el programa, los elementos que fomentarán en ellos el espíritu emprendedor objeto de esta iniciativa.

Al finalizar su participación deben realizar un proyecto de emprendimiento que será evaluado por un comité de evaluadores compuesto por profesores de Empresariales de la Universidad del País Vasco. Los grupos que consigan la puntuación más alta presentarán su proyecto ante un comité compuesto por profesionales de reconocido prestigio en el campo de la empresa, la universidad y el fomento de comportamientos emprendedores.

 

Fotos

Vídeos