Bicis abandonadas junto a los Juzgados

Bicis abandonadas junto a los Juzgados
LUSA

DV

Restos de bicicletas junto a bicis en uso se mezclan en el aparcabicis de la plaza de Teresa de Calcuta, junto a los Juzgados, bajo el paso de Renfe. Desde las asociaciones de usuarios piden al Ayuntamiento que las retire y estaría bien sancionar a quienes las abandonan donde no deben.

Falta de luz

Recibimos el siguiente mensaje en el buzón de voz de la sección: «El lunes, siendo ya la tarde noche, fuimos al Peine del Viento en una continua oscuridad. Desde la estatua de la reina Mª Cristina hasta casi el Tenis hay un montón de farolas que están sin luz. Y cerca de la plaza de Zaragoza también hay una farola que no alumbra. A ver si ponemos, como en Vitoria, farolas con energía solar y ahorramos un poco, señor alcalde».

Iglesia del Antiguo

Carlos alerta: «De la iglesia de San Sebastián Mártir, en el Antiguo, en su lateral izquierdo, han caído cascotes a la calle desde su parte alta. Me gustaría saber si los responsables de la misma son conscientes del problema y están haciendo los arreglos correspondientes».

Cuidados en el hogar

Opina Tomás Arregi: «Tras leer el artículo de DV sobre 'las Roma' me gustaría dar mi visión sobre el tema. Soy de los que tienen un mayor dependiente. Pensamos que en casa está mejor, pero necesita atención las 24 horas por parte de 3 personas, además de la familia. Creo que pagamos un salario digno, con horarios razonables y pagos a la Seguridad Social. Creo que hay bastantes personas que actúan correctamente. Qué menos, cuando estás dejando a tus seres queridos al cuidado de personas, que tratarlas bien. Entiendo que es duro dejar tu país y muchas veces a tus hijos, pero quienes trabajan de internas, además de un sueldo razonable, disponen de casa y comida, lo que hace que estén ganando más que muchos de nuestros hijos como ingenieros o economistas. Sí creo que existe un problema con el cuidado de las personas dependientes. No es fácil encontrar a alguien para cuidarles, aunque las condiciones laborales sean razonables. Deberíamos hacer un análisis profundo de la situación para conseguir que tanto cuidadores como personas dependientes y familiares estén satisfechos».

Convivir en Garibay

Jesús Santesteban expone: «Respondo a quien me pedía en un 'sirimiri' sobre la peatonalización de Garibay pensar en todos los donostiarras. Precisamente algunos pensamos no solo en los que viven en la zona sino en las personas con discapacidad que aparcan en las plazas disponibles, los motoristas que la utilizan para trabajar en la zona, los residentes que no tienen la suerte de disponer de una plaza en un parking de concesión municipal y con gastos de mantenimiento mensual cercanos a los 80 euros. También pienso en los obreros que vienen a nuestras casas a trabajar. Para hacer una obra de esta envergadura hay que dar solución a los cientos de personas que la utilizan diariamente y pensar en la repercusión en el trafico al tener que dar cada vez más vueltas para aparcar. También darían más vuelta los residentes para llegar a sus plazas de parking, sobrecargando cada vez más las pocas calles que sobreviven sin peatonalizar».

Bicis en los bancos

Nos llega esta protesta de una vecina de la calle Ferrerías: «Hace tiempo pusieron unos bancos al lado de los jardines que están a la altura de los números 13, 15 y 17 de Carlos I. Estos bancos no se pueden utilizar porque se usan como aparcabicis. En sus respaldos hay atadas varias bicis atadas y la gente no se puede sentar y apoyar la espalda. Por favor, que se retiren esas bicis. Gracias».

Barreras insalvables

Recibimos el siguiente mensaje de una ciudadana: «Me sumo a las críticas por la falta de control en algunas obras municipales. Hace poco leí una protesta en esta sección por el hecho de que se habían construido los baños del portaaviones con un escalón. También supone un problema para la libre movilización por la ciudad el mal asfaltado y los baches sin reparar que hay en los pasos de peatones. Eso dificulta el paso a las personas que llevan un andador o incluso a las motos que circulan por el asfalto».

Parque de Harria

Txemari plantea: «Me gustaría saber cuánto ha costado quitar en un día el parque infantil que tardaron más de un año en montar en el parque Harria solo para que las comparsas puedan bailar ahí un día. Me parece una vergüenza y una falta de respeto para todos los niños que juegan ahí todos los días del año».

Ikurriña de Urgull

Comenta un lector: «La ikurriña que colocaron en Urgull está rota y desgastada. A ver si la renuevan o la retiran porque no sé si tiene mucho sentido colocar banderas fuera de los edificios oficiales».