Dos bares son sancionados por vender alcohol a menores durante las regatas

Dos agentes de la Guardia Municipal patrullan por la noche por el Boulevard./SARA SANTOS
Dos agentes de la Guardia Municipal patrullan por la noche por el Boulevard. / SARA SANTOS

La Guardia Municipal levantó acta también a tres tiendas por vender bebidas después de las 22 horas, e identificó a 15 adolescentes por consumo

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

El dispositivo especial de control del consumo de alcohol por parte de menores de edad ha dado sus frutos durante los dos fines de semana de regatas. La Guardia Municipal ha realizado un balance satisfactorio ya que solo se registró una asistencia sanitaria a un adolescente, una cifra que «podría ser la de cualquier fin de semana de año», según explicó el concejal de Seguridad, Martin Ibabe.

Una complicada Semana Grande con varias denuncias de abusos y agresiones sexuales y con el consumo de alcohol por parte de menores en el centro del debate ha llevado a la Guardia Municipal donostiarra a reforzar sus dispositivos de vigilancia contra el fenómeno de los botellones. Una de las fechas en rojo en el calendario de los responsables de seguridad son los dos fines de semana de regatas. Hace dos años se vivió una situación muy complicada en el monte Urgull, con cientos de menores implicados, algunos de los cuales tuvieron que ser evacuados en situación de coma etílico.

Pese a que esta zona es difícil de controlar por las numerosas vías de acceso que existen, la Policía local estableció un sistema de control que ha dado resultado. «Se produjeron un montón de intervenciones y se retiraron muchos envases con bebidas alcohólicas. La prioridad era evitar el problema, más que levantar actas», explicó el edil.

Solo se redactaron 15 actas de menores consumiendo alcohol, lo que conlleva la identificación del adolescente y la comunicación con los padres a través del Departamento de Acción Social «para ponerles en conocimiento de los hechos y brindarles ayuda si la necesitan».

Datos

Urgull
El dispositivo contra los macrobotellones en el monte Urgull los dos domingos de regatas permitió la retirada de numerosos envases con bebidas y condujo a levantar 15 actas a menores por consumo de alcohol.
Asistencias
Durante los dos fines de semanas se realizaron 12 asistencias sanitarias en la ciudad, solo dos de ellas motivadas por intoxicación etílica (un menor de 17 años y una mujer extranjera de 40 años de edad).
Sanciones
Dos bares serán sancionados por facilitar alcohol a menores y tres tiendas por vender alcohol a partir de las 22 h, conductas graves sancionadas con multas de 601 a 10.000 euros.

Lo más destacado para los responsables de la Guardia Municipal es que entre los dos fines de semanas de regatas solo se registraron 12 asistencias sanitarias en toda la ciudad, de las que solo dos fueron por intoxicación etílica. «Una de ellas correspondía a una ciudadana extranjera de 40 años y la otra fue un menor de 17 años». Estas cifras se aproximan mucho a lo que suele pasar cualquier otro fin de semana del año, motivo por el cual Ibabe no dudó en calificar los datos como «buenos». «Hemos logrado reconducir los peligrosos macrobotellones que se realizaban en Urgull los domingos de regatas», concluyó.

Además de vigilar el comportamiento de los adolescentes en los lugares donde se congregan habitualmente, los agentes han incidido en la persecución de los establecimientos que facilitan el alcohol a los menores. Esta tarea se realiza de forma ordinaria por la Unidad de Control de las Ordenanzas Municipales (UCOM), pero en fechas señaladas, como la Semana Grande o las regatas, se establecen dispositivos especiales de vigilancia.

Durante los dos fines de semana de regatas la Guardia Municipal ha levantado actas a dos bares por facilitar alcohol a menores y a tres tiendas por vender bebidas de graduación a partir de las 22 horas, algo que está prohibido por la Ley 1/2016 de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias. Ambas situaciones son consideradas infracciones graves y llevan aparejadas multas que oscilan entre los 601 y los 10.000 euros. Durante la Semana Grande ya se impusieron dos sanciones de entre 2.000 y 10.000 euros a dos tiendas por vender alcohol a menores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos