¡A bailar al ritmo del swing!

Calentamiento. Sesión organizada por Donosti Lindy Hop el martes en Tabakalera./NIKO ITURRALDE
Calentamiento. Sesión organizada por Donosti Lindy Hop el martes en Tabakalera. / NIKO ITURRALDE

Desde esta mañana habrá múltiples sesiones de baile y fiestas en distintos lugares de la ciudad La tercera edición del Donosti Belle Swing Festival se celebra hasta el domingo

ELI KORTASAN SEBASTIÁN.

«Bailamos para nunca dejar de sonreír», dice Imanol Castillo desde la asociación Donosti Lindy Hop. Sus palabras desbordan entusiasmo por la música swing. Asegura que el lindy hop es más que un baile, «es una comunidad internacional de personas unidas por esta música y el amor a esos ritmos conectados a la tierra provenientes de la música negra, llena de alegría y pasión por vivir».

Dada la gran afición de un grupo de personas en San Sebastián por estos ritmos, en 2015 se fundó la asociación Donosti Lindy Hop Dantza eta Kultur Elkartea, que no ha dejado de crecer y congregar a cada vez más seguidores de este baile. Este fin de semana celebran la tercera edición del Donosti Belle Swing Festival con múltiples actividades que tendrán lugar desde hoy hasta el domingo en diferentes rincones de la ciudad. De hecho, el festival arrancó anoche con un aperitivo en el Dabadaba, con la participación de DJ Risi.

Tal como avanzan, esta edición presenta varias novedades. Estarán presentes cuatro componentes de los Harlem Hot Shots, «un grupo sueco de bailarines de lindy hop profesionales que se dedican a recrear fidedignamente los bailes de la era del swing surgidos en Harlem», apunta Castillo. Asimismo, habrá otras oportunidades para disfrutar del swing y sus bailes: además de las fiestas de mañana y el domingo, el clandestino del domingo y las clases de lindy hop, se realizarán clases de prueba de claqué y se podrá bailar mañana por la mañana en el Convent Garden de la mano de Jazz Balkan.

En el programa destacan el baile en el Salón de Plenos del Ayuntamiento que se celebrará hoy de 11 a 14 horas, la fiesta también de hoy en el palacio de Miramar con los Rolling Stomps (de hecho, el aforo ya está completo), la de mañana con los Doc Scanlons Cool Cat Combo en el Kursaal, así como las sesiones de DJ Patxi Mr. Crazy Legs hoy y mañana por la noche.

Los organizadores señalan de forma especial «el clandestino del domingo» de 17 a 20 horas en el Boulevard (o en Tabakalera, si llueve), donde habrá música en directo y actuarán los profesores invitados. «Es una ocasión única para ver a figuras de lo mejor del mundo bailando lindy hop. ¡Son espectaculares!», asegura Imanol Castillo.

Para todas las edades

Desde la asociación insisten en que no es un festival solo para personas que dominan el swing. Como dice, «desde sus inicios el festival Donosti Belle Swing se propuso a la ciudadanía como una ventana de este baile que proporciona tanta energía, ilusión y buen rollo». Este año se han celebrado ya una charla y una clase de iniciación en Kutxa Kultur en Tabakalera y se han destinado espacios para bailar, como el Convent Garden, el Boulevard o el Dabadaba. Así, invitan a los donostiarras y visitantes a que se unan y participen. «Lo único que hay que hacer es animarse y probar», subrayan.

Reconocen estar satisfechos con la respuesta obtenida hasta el momento. En esta edición calculan que llegarán a las 400 inscripciones solo para la fiesta del Kursaal. Además de los 80 socios que forman parte de la asociación, paulatinamente reúnen a más personas en los actos que organizan.

«La verdad es que con el tiempo hay más gente interesada y se va ampliando el espectro de edades. Aún hay un poquito más de mujeres que de hombres participantes, pero estos van animándose cada vez más, comenta Castillo. No obstante, asegura que el lindy hop «se puede bailar de cualquier forma, puedes dirigir el baile a un chico siendo chica, pueden bailar dos chicos o dos chicas... En realidad hablamos de 'leader' (líder) o 'follower' (seguidor) sin importar el sexo de quienes bailan. Lo importante es bailar y comunicarse». En ese sentido, afirma que es el baile «más igualitario y divertido» que conoce.

Además, señala que este baile ha promovido la creación de «una comunidad de gente extraordinariamente acogedora que te recibe con los brazos abiertos allá donde vayas. Es gente que cuando viaja procura buscar un sitio para bailar y conocer a los 'hoppers' del lugar y que sigue la filosofía del gran bailarín Franky Manning, una de las estrellas que bailaron en el Savoy de Harlem en los años 30 y que recuperó el lindy hop en los 80». Con una sonrisa y con la música swing de fondo recuerdan las palabras de Manning, que decía: «Nunca he encontrado a un 'hopper' que no sonriera bailando».

El dato

400
personas acudirán a la fiesta del Kursaal que se celebrará mañana dentro del festival del Donosti Belle Swing Festival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos