Un año sin licencias de derribo por la revisión del Peppuc

Imagen de archivo de la fábrica de Coca Cola en Añorga. /DV
Imagen de archivo de la fábrica de Coca Cola en Añorga. / DV

La revisión del Plan Especial de Protección del Patrimonio Construido (Peppuc) está en marcha y en los próximos meses se realizará un análisis de más de 200 edificios de la ciudad

Jorge F. Mendiola
JORGE F. MENDIOLA

El Ayuntamiento de San Sebastián ha acordado una moratoria cautelar de las licencias de derribo de todos aquellos edificios susceptibles de protección en el proceso de revisión del Plan Especial de Protección del Patrimonio Construido (Peppuc). El teniente de alcalde, Ernesto Gasco, ha recordado este miércoles que la revisión está ya en marcha y en los próximos meses finalizará un «exhaustivo» análisis de más de 200 edificios de la ciudad.

«Hemos acordado suspender licencias de derribo hasta que la revisión esté concluida y se sepa qué edificios son protegidos y cuáles no», ha señalado el portavoz del PSE, quien ha comparecido junto al delegado de Urbanismo, Enrique Ramos.

Entre los inmuebles a los que afecta esta suspensión se encuentran el conjunto de villas de Ondarreta y otras del Antiguo y del paseo del Faro, las villas de la calzada de Ategorrieta, villas de Aldapeta y Duque de Baena en el barrio de Aiete, conjuntos de villas del paseo de la Fe y Miraconcha , villas de la calzada de Egia y Maestro Arbós y Zubiaurre en Intxaurrondo, la antigua fábrica de Coca-Cola de Rekalde, el Kursaal, la iglesia de los EUTG, el Real Club de Tenis o los depósitos de Ulia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos