El Ayuntamiento quiere «repensar» Amara Berri junto a los vecinos

Las mejoras en la plaza de Los Soldados es una vieja reivindicación de los vecinos. /D.S.
Las mejoras en la plaza de Los Soldados es una vieja reivindicación de los vecinos. / D.S.

Encarga un plan que contará con la opinión de entidades del barrio para plantear mejoras en espacios públicos como parques y plazas

Dani Soriazu
DANI SORIAZU

El Ayuntamiento quiere «repensar», de la mano de los vecinos de Amara Berri, el futuro de este barrio, el más poblado de la ciudad -35.000 habitantes- y que «dispone de muchos espacio, como plazas y parques que quizás no tienen la vida que corresponde a un núcleo de población tan importante». Así lo describió ayer el teniente de alcalde, Ernesto Gasco, en la presentación del Plan de Activación y Mejora de los Espacios Públicos de esta zona de la ciudad que la concejalía de Barrios y Participación Ciudadana ha encargado.

El proyecto se iniciará el próximo otoño y tiene como objetivo hacer un diagnóstico de la situación actual con los propios vecinos para «incorporar las mejoras y medidas necesarias para que Amara Berri recobre vida de barrio y utilice sus espacios para la socialización del vecindario», señaló este edil. En este sentido, destacó que desde la concejalía de Impulso Económico están dispuestos a plantear «una boulevarización de Gregorio Ordoñez» e incluso una modificación de Arcco para hacerlo «un mercado permeable y abierto».

Iñaki Olasagasti, presidente de la asociación de vecinos del barrio, aseguró en la presentación del plan que Amara es un barrio que se ha quedado «obsoleto», ya que en 60 años «prácticamente no se ha reformado nada» y resaltó la necesidad de llevar a cabo un trabajo conjunto para dar solución a espacios que actualmente están infrautilizados o a las problemáticas de las plazas internas, entre otras cuestiones.

El Plan también contará con la opinión de entidades socio-culturales, colegios públicos del barrio y los agentes económicos. Su elaboración se prolongará por espacio de 12 semanas, durante las cuales se analizará la situación actual del barrio y los déficits, se identificarán las necesidades y deseos del vecindario y se definirán la estrategia y las actuaciones a desarrollar.

Según detalló la concejala de Participación, Duñike Agirrezabalaga, el plan se desarrollará en tres fases. En la primera la empresa mantendrá una reunión con el Ayuntamiento para definir el ámbito de actuación y los límites del trabajo a realizar.

Posteriormente, se abrirá un proceso participativo con encuestas en la calle. Habrá una serie de puntos fijos en Avenida de Madrid, Avenida de Isabel II y calle José María Salaberria, pero también un punto itinerante que recorrerá el barrio recogiendo la opinión de los vecinos. En este sentido, se llevarán a cabo entrevistas con agentes estratégicos y talleres participativos.

Un mapa de las necesidades

Asimismo, durante un fin de semana -aún por concretar- se desarrollará un 'mapeo colaborativo'. Es decir, un recorrido por el barrio con aquellas entidades y personas interesadas, parando en los diferentes espacios, para analizar y debatir posibles mejoras y actuaciones, contando con el apoyo de mapas y gráficas que ayudarán en el debate.

El Plan ha sido encargado a la empresa Paisaje Transversal por un importe de 18.000 euros. Se trata de una entidad que ya ha realizado trabajos para Donostia, concretamente en los barrios de Egia y en el propio Amara, y también ha trabajado para ayuntamientos como el de Vitoria, Córdoba, Madrid, Málaga o Zaragoza.