Los 55 apartamentos para personas mayores de Mons estarán construidos dentro de un año

Aspecto que tendrá el edificio de apartamentos de Intxaurrondo una vez finalizado./
Aspecto que tendrá el edificio de apartamentos de Intxaurrondo una vez finalizado.

La obra ha estado parada año y medio y va a costar un 81% más de lo previsto inicialmente | El concejal Ramos (PSE) explica que se han introducido algunos cambios en el proyecto, que también incluirá un hogar del jubilado para el barrio en la planta baja

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

El edificio de apartamentos para personas mayores de Mons (Intxaurrondo) reanudará en los próximos días las obras tras un parón de año y medio. El mayor coste de las cimentaciones obligó a rescindir el contrato y sacarlo de nuevo a concurso. En el camino se han introducido algunos cambios en el proyecto, que ahora incorporará un hogar del jubilado en la planta baja. La operación va a terminar costando un 81% más de lo previsto inicialmente y los apartamentos se abrirán cuatro años después de firmarse el primer contrato de obra.

Carencias en los estudios geotécnicos y la excesiva rigidez de la nueva normativa de contratos públicos impuesta por la Unión Europea están detrás de lo sucedido en esta obra de Etxegintza para dar lugar a 55 apartamentos de alquiler para personas mayores.

La sociedad de Vivienda firmó en septiembre de 2015 el contrato por el cual se encargaba a Iza Obras y Promociones la ejecución de este edificio con un presupuesto de 2.985.511 (sin incluir el IVA). Iniciados los trabajos, se comprobó que las cimentaciones previstas debían modificarse puesto que la roca estaba a más profundidad de la estimada en alguna parte de la obra, lo que obligaba a realizar un pilotaje y un muro pantalla que encarecía la ejecución. La desviación económica respecto al contrato inicial superaba el 20% y según la legislación esto exige rescindir el contrato y sacar la obra de nuevo a concurso al entenderse que ese sobrecoste altera las condiciones esenciales de licitación. Es una de las vueltas de tuerca que impuso Bruselas a los países miembros para tratar de lograr que los licitadores se ajusten a lo estipulado en los contratos y para evitar subidas de los costes de dudosa justificación.

Datos

Septiembre de 2015
Se adjudica la construcción.
Marzo 2016
Inicio de obra.
Agosto 2017
Se detiene la ejecución por exceso de coste en las cimentaciones.
Diciembre 2017
Se adjudica un cambio en el proyecto.
Junio 2018
Se licita el resto de la obra.
Noviembre 2018
Se retoma la obra (12 meses de plazo).

La obra se había ejecutado al 47,67% cuando tuvo que parar durante el verano de 2017. De los casi 3 millones de euros del contrato se pagó a la constructora a 1.564.511 euros por las certificaciones realizadas hasta entonces. El concejal de Urbanismo, Enrique Ramos (PSE), explicó que Etxegintza decidió entonces introducir algunos cambios en el proyecto antes de reiniciarse las obras como fueron «la modificación de aspectos relativos a las fachadas, la incorporación de instalaciones fotovoltaicas no contempladas inicialmente, el cambio de la carpintería interior, así como la ubicación en la planta baja de un hogar del jubilado para el barrio». Igualmente, a petición del Departamento de Bienestar Social, se analizó la viabilidad de destinar una planta completa del edificio para habilitar «viviendas comunitarias/apartamentos tutelados» de acuerdo con un programa de necesidades presentado por este departamento.

En diciembre del año pasado se adjudicó a Fiark Arquitectos el contrato de consultoría, asistencia técnica y dirección facultativa de las obras encargado de supervisar y actualizar el proyecto. El nuevo documento se aprobó por Etxegintza y las obras salieron a licitación en junio con un precio total de 4.271.381 euros. El concurso tiró a la baja este precio y finalmente el miércoles de esta semana se adjudicó el nuevo contrato a Iza Obras y Promociones -la misma contrata de inició las obras- por un precio final de 3.839.971 euros. Esta cantidad sumada a los 1,5 millones pagados por la construcción de la estructura del edificio suma un total de 5.404.482 euros (sin IVA), un 81% más del precio al que se adjudicó inicialmente la construcción del edificio. Fuentes municipales justificaron este aumento, no solo en los cambios introducidos en el proyecto sino en el incremento creciente de los precios que se está registrando en el sector de la construcción.

Las obras tienen un plazo de ejecución de 12 meses con lo que los apartamentos podrían abrir sus puertas antes de final del año que viene.

Se trata de un edificio de seis plantas en forma de 'L' ubicado en una parcela de 1.570 metros cuadrados. La superficie construida será de 4.500 metros cuadrados. En la planta baja se ubicarán las estancias comunes, que incluyen el comedor, la cocina, varias salas y las dependencias del hogar del jubilado. Los apartamentos -5 de ellos, adaptados- se localizarán en las plantas superiores. Entre la primera y la quinta habrá 10 viviendas por planta, mientras que en la sexta acogerá solo 5 pisos.

 

Fotos

Vídeos