Los 75 años de los gigantes de Añorga

Se compraron en Barcelona en 1943, fueron restaurados en 2001 y destacan por su elegancia y su belleza

Las cabezas de los gigantes lucen bien en lo que fue el cine de Añorga. /Usoz
Las cabezas de los gigantes lucen bien en lo que fue el cine de Añorga. / Usoz
CRISTINA TURRAU

Añorga tuvo de todo en los gloriosos años de Cementos Rezola. Por tener, tuvo hasta cine y también sus propios gigantes. Eran el 'alcalde' y 'alcaldesa' de Añorga, o al menos así se les denominó. Este año los gigantes cumplen los 75 y el pasado mes de julio el barrio de Añorga les tributó un homenaje, con la participación de gigantes de Donostia y Gipuzkoa, Bizkaia, Navarra y la localidad barcelonesa de Molins de Rei. Se reunieron un total de 30 personajes de altura. La comparsa de gigantes de Añorga, Añorgako Erraldoiak, depende del Añorgako Kirol eta Kultur Elkartea.

«El caso de Añorga es peculiar dentro de los barrios de San Sebastián», explica Ketxu Marañón, que fue presidente del club durante 4 años. «Gran parte de las infraestructuras de Añorga, como el campo de fútbol, por ejemplo, son propiedad de Cementos Rezola y desde el Ayuntamiento no pueden ocuparse de ellas como hacen en otros barrios. Así que el club funciona un poco como ayuntamiento de Añorga y es el responsable de las actividades de fútbol, montaña, dantza o la comparsa de gigantes».

Los que venían de gaupasa

Desde aquellos años en que Cementos Rezola sufragaba tantas actividades ha llovido mucho y la comparsa de gigantes conoció años de austera subsistencia, aunque no tan lejanos a los de la actualidad, dicen los actuales responsables. Para mantener la comparsa siempre había una persona responsable, que tiraba de su cuadrilla para llevar los gigantes y completar los personajes. Pero siempre faltaba gente y hay mucha anécdota, por ejemplo, cuando llegaba la hora de la diana y tenían que pillar a los que volvían de gaupasa para poder salir.

Desfile de gigantes y cabezudos por Añorga en 1943.
Desfile de gigantes y cabezudos por Añorga en 1943. / Archivo Gorga

Las fiestas patronales de Añorga, en torno a la Virgen del Carmen del 16 de julio, son el momento estrella de la comparsa, que también incluye sus cabezudos, aunque estos no son tan antiguos como los gigantes. Al estar hechos de cartón –como los gigantes– se estropeaban con la lluvia y restaurarlos resultaba muy caro.Poco a poco se fueron sustituyendo. «Los reparábamos nosotros, con pantalones vaqueros y cola de carpintero», explica Imanol Loidi, actual responsable de la comparsa y que lleva más de 25 años en la misma. «Luego había que pintarlos. Llegó un momento en que no podíamos seguir arreglándolos. Llevarlos a un taller de restauración suponía mucho dinero».

Comprados en El Ingenio

Las fiestas de Añorga se celebran desde la década de los años 20. Al principio se traían unos gigantes de algún pueblo cercano. Con la colaboración de Cementos Rezola en el año 1943 se adquirieron en la casa El Ingenio de Barcelona una pareja de gigantes que representan a los alcaldes honorarios del barrio. El dato es ya historia porque El Ingenio ha cerrado este año.

«El gigante va tocado con clásica chistera y muestra una blanquísima camisa bajo su severa chaqueta; hace honor con su porte al cargo que simboliza su vara de mando», se describe en un folleto de presentación de historia de los gigantes. «Ella, la giganta, refleja en su rostro bondad y dignidad y acompaña a su esposo portando orgullosa el ramo de flores con que ha sido obsequiada. Desde esas fechas y hasta nuestros días no han faltado a ninguna cita importante celebrada en el barrio, siendo esperados con entusiasmo, especialmente por los niños».

Pero los gigantes se iban estropeando. En 1995 se encargaron unas réplicas, pero ya con otro material, el poliéster. Estas nuevas figuras fueron realizadas por los talleres Gárate de Irun y son las que actualmente se pasean por las calles del barrio. Los originales se conservan para las grandes ocasiones.

Las cosas han cambiado. La comparsa cuenta con una cuadrilla permanente encargada de mover las figuras, lo que les permite acudir a visitar a sus 'hermanos' de Legazpi, Usurbil, Zizurkil o Errenteria. Aunque no siempre es fácil reunir al personal, los gigantes de Añorga han podido verse en la Semana Grande de Donostia, Aste Nagusia de Bilbao, XXIII Trobada de Gegants de Molins de Rei (Barcelona), así como en concentraciones en Balmaseda, Marcilla o Goizueta. También celebran concentraciones en Añorga en las fiestas del Carmen, con comparsas invitadas de otros pueblos.

El restaurador de gigantes

Los dos gigantes antiguos de Añorga llaman la atención allí donde van y la gente se interesa por su historia y procedencia. Una vez hechas las réplicas decidieron restaurar las figuras originales, de valor extraordinario por su antigüedad. «Fue en el 2001», explica Imanol Loidi. «En su día quisimos repararlos en El Ingenio, pero lo veían complicado por ser mucho trabajo.Nos ofrecían los moldes para hacer unos nuevos, pero perdíamos la historia de estas cabezas. Queríamos restaurarlos. Un amigo de la comparsa de Molins de Rei, que ha venido a la fiesta de julio de este año, nos dijo que los suyos habían cumplido 100 años y los había renovado Jordi Grau, restaurador de gigantes de Tarrasa».

Josema Mendiola.
Josema Mendiola. / Usoz

El club Añorga les apoyó. Primero restauraron las cabezas, brazos y manos y después, los cuerpos y bastidores. En 2012 los inauguraron en fiestas. Añorga tiene ahora 4 gigantes, dos de ellos son réplicas, aunque por el material y los tiempos no se parecen a las originales.

Guardan a los gigantes en el local que tiene la comparsa en la antigua cabina de proyección del cine de Añorga.Los del cine eran otros tiempos, pero los gigantes aguantan.

Dos gigantes que son patrimonio del barrio de Añorga

Hay fotografías del primer año en que los gigantes desfilaron por Añorga, en 1943, cuando se compraron en la casa El Ingenio de Barcelona. Así lo atestiguan los responsables de Gorga, el archivo histórico y documental de Añorga, que toma el nombre del río que pasa por el barrio. Desde Gorga se ha editado una revista con imágenes antiguas por el 75 aniversario de los gigantes. Tienen un archivo de casi 30.000 fotografías.Los vecinos llevan fotos antiguas del barrio. Algunas se escanean, otras se quedan ahí. «Empezamos con las casi 5.000 fotografías que nos donó la familia Ganuza, un tesoro», explica José Manuel Mendiola, responsable del archivo. «Documentamos lo más que se puede cada foto e incluimos todos los datos de que disponemos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos