La banda sonora de las aceras donostiarras

La nueva regulación municipal obliga a los músicos callejeros a trabajar en puntos concretos, predeterminados por el consistorio. /
La nueva regulación municipal obliga a los músicos callejeros a trabajar en puntos concretos, predeterminados por el consistorio.

Los músicos callejeros de la capital guipuzcoana amenizan, algunos desde hace décadas, los paseos de locales y turistas, pero una nueva ordenanza municipal perjudica, según ellos, su trabajo

AIENDE SÁNCHEZ

Ponen sintonía a nuestros paseos. A veces nos paramos a escucharles, otras simplemente percibimos sus melodías de fondo. Son los músicos callejeros, y algunos llevan más de 20 años tocando en las calles de San Sebastián. No obstante, muchas veces tienen problemas con las autoridades y hasta les han llegado a acusar de incitar a la mendicidad. Una nueva normativa del Ayuntamiento restringe los días y los lugares donde pueden actuar, algo que, según denuncian, les perjudica. Ellos aseguran que seguirán tocando para amenizar los paseos de donostiarras y turistas.