San Sebastián, pionera en alumbrado inteligente

San Sebastián, pionera en alumbrado inteligente

Esta tecnología ahorra un 53% en el consumo energético

EFE

La calle Mayor de la Parte Vieja de San Sebastián dispone de un alumbrado público inteligente que incorpora un sistema de detección para adaptar su intensidad al flujo real de viandantes, una avanzada tecnología pionera en un casco antiguo que ahorra un 53% en el consumo energético.

Los resultados de esta iniciativa, denominada 'SmartKalea', han sido presentados este miércoles por el concejal de Impulso Económico, Comercio, Turismo y Hostelería, Ernesto Gasco, junto a responsables de las empresas tecnológicas que han colaborado en su desarrollo, así como de los comercios y residentes participantes.

De las acciones puestas en marcha durante 2015 en 'SmartKalea', que forma parte del proyecto general 'Smart City', destaca la referida al alumbrado de la principal calle de la Parte Vieja donostiarra, desplegado por Philips, cuyo director para el área Norte, Pedro Pérez, ha explicado cómo funciona su "sistema de sensorización".

Se trata de una tecnología, ha dicho, que "cambia la intensidad de la iluminación en los tramos de la calle donde se necesita", dependiendo del flujo de peatones, en un sentido u otro y en tiempo real, así como de otros factores como la hora o la estación del año.

Pérez ha precisado que esta sofisticada tecnología ofrece al viandante "la sensación de que la luz le acompaña mientras va caminando por la calle, por lo que la percepción de seguridad aumenta".

Este sistema de detección de presencia se combina con "un control integral, punto a punto, y remoto" que permite gestionar el alumbrado de la manera más eficiente, ha comentado el especialista, quien ha constado que al ahorro del 53% que consigue esta solución, se suma el del 74% en la potencia que ya se logró anteriormente con el cambio a LED, lo que acumula un ahorro total respecto a la iluminación tradicional que había antes de un 88%.

Movimiento de transeúntes

El proyecto 'SmartKalea' desarrollado en la calle Mayor, y en las otras dos arterias principales de la Parte Vieja donostiarra, las calles San Jerónimo y Narrika, además de en cuatro comercios piloto, ha incluido también la puesta en marcha de sistemas de conteo y "tracking" o rastreo de personas, que detectan tanto entradas como salidas, para analizar patrones de movimiento de los transeúntes.

Entre las conclusiones de estos sistemas, desarrollados por la empresa Dinycon, destaca el valor comercial de la calle Mayor, con un 30 más de afluencia que las otras dos, así como que en cada establecimiento entra en torno a un 1% de las personas que pasan por la calle, con picos de hasta un 5%.

El 40% de los viandantes tarda menos de diez minutos en atravesarla, el 20% de 10 a 30 minutos, tiempo estimado para hacer una compra rápida o tomar algo, y el 18% permanece de 30 a 90 minutos, lo que incluiría por ejemplo los clientes de los restaurantes.

La actuaciones desarrolladas en 2015, que continuarán a lo largo de este año, han implicado asimismo a 25 establecimientos comerciales u hosteleros, y 62 viviendas de la zona, que han mejorado la eficiencia energética con la instalación de contadores inteligentes de agua y electricidad, la monitorización de consumos y el asesoramiento de especialistas.