«Serán ejemplo de buenas prácticas y hay que hacerles caso»

La concejala Pilar Arana, en la presentación del cuerpo. /
La concejala Pilar Arana, en la presentación del cuerpo.

La concejala de Movilidad, la jeltzale Pilar Arana, anima a los ciclistas y usuarios de los bidegorris a cumplir las indicaciones del cuerpo de agentes de la bici

J.F.M. SAN SEBASTIÁN.

El Ayuntamiento presentó la semana pasada el nuevo cuerpo de agentes de Movilidad que durante los meses de verano patrullarán en bicicleta los bidegorris y, ya pie en tierra, las calles peatonales de la ciudad. El objetivo de esta experiencia piloto, que arranca con vocación de continuidad y tres parejas de agentes ataviados con el característico uniforme de color naranja del departamento, es promover el correcto uso de las vías ciclistas e informar y concienciar a los usuarios de sus obligaciones y derechos.

«Estamos convencidos de que será una iniciativa positiva», señala Pilar Arana. La concejala de Movilidad confía en que los agentes «den ejemplo de buenas prácticas y que todos les hagamos caso». En principio, su objetivo no es sancionar sino advertir a los infractores y corregir algunos comportamiento que se han convertido en habituales pero que pueden poner en peligro la seguridad de ciclistas y peatones como circular con auriculares, hablando por el móvil o con el perro corriendo a la par.

También ofrecerán consejos a los peatones y aficionados al running para favorecer la coexistencia de cuantos medios de transporte comparten el territorio urbano. «Tenemos unas ordenanzas que cumplir y estos agentes velarán por que así sea. Veremos qué resultados obtenemos», detalla la edil del PNV.

Educar antes que multar

Pese a tener potestad para extender multas, la prioridad de los agentes es educar a la población. Además, entre sus funciones se incluye hacer un seguimiento de los puntos más conflictivos de la red de bidegorris -como Ategorrieta, Ondarreta, La Concha o el Kursaal-, donde la afluencia de público suele generar problemas. Asimismo, están encargados de detectar deficiencias en la señalización y el mantenimiento de las vías ciclistas, controlar las bicicletas aparcadas fuera de los aparcamientos que generen molestias o que presenten mal estado y ser más visibles para evitar actos vandálicos como los registrados en varias estaciones de dBizi.

El departamento de Movilidad impulsará de forma paralela y a lo largo de los próximos meses diferentes campañas de concienciación cívica para «tratar y trabajar los problemas de convivencia» entre ciclistas y peatones, anuncia Arana, quien precisa que «aprovecharemos cada una de las actividades que se pongan en marcha desde el Ayuntamiento para ahondar en esta labor de sensibilización».

Una de las prácticas frecuentes de los aficionados a las dos ruedas es candar la bici en cualquier elemento de mobiliario urbano ante la escasez de aparcamientos disponibles en la ciudad. Para luchar contra este hábito, el gobierno municipal ha avanzado en el diseño de alguna solución provisional para jornadas de mucho movimiento, como pueden ser la celebración de eventos de todo tipo o un soleado día de playa. «Hay momentos en que los árboles, arbustos, farolas y bancos se llenan de bicis y queremos ponerle remedio», asegura.