Una serie de actos vandálicos dejan fuera de servicio la mitad de las bicis de Dbizi

Estación de Dbizi en el centro donostiarra. /
Estación de Dbizi en el centro donostiarra.

Dbizi cifra en 25 las bicicletas desaparecidas y en más de 80 las que presentan daños de las 190 de las que dispone el servicio

EFEsan sebastián

Un importante número de actos vandálicos registrados en San Sebastián han dejado fuera de uso más de la mitad de las bicicletas eléctricas del servicio público de la ciudad, del que es concesionaria la empresa Dbizi.

Estos hechos se repiten desde hace varios meses, fundamentalmente coincidiendo con las vacaciones escolares, con picos que han sido "horribles" en la semana de Pascua y el puente del Primero de Mayo, ha explicado a EFE la gerente de Dbizi, Jaione Gastañares.

"Es un problemón. Ha habido fines de semana que hemos superado las incidencias de un Madrid", enfatiza la responsable de la empresa, que en este momento cifra en 25 las bicicletas desaparecidas y en más de 80 las que presentan daños de las 190 de las que dispone el servicio.

Sólo en el puente del 1 de mayo contabilizaron 55 incidencias, unas con desperfectos de diferente tipo y otras abandonadas.

Muchas bicicletas presentan el morro destrozado, otras los faros quemados y otras destrozos mucho mayores. "Algunas aparecen a 50 metros de las bases y otras las tiran por el monte, les doblan las horquillas...", comenta.

Bicicletas inservibles

Los técnicos de Dbizi trabajan sin parar, pero en algunos casos resulta imposible el arreglo, las bicis quedan inservibles, por lo que algunas de sus piezas se utilizan como repuesto para otras unidades.

También es preciso reparar las bases donde están enganchadas las bicicletas. La idea ahora es reforzar los anclajes para dificultar que sean arrancadas utilizando la fuerza.

"Es increíble la falta de respeto a lo público. Es hacer daño por el hecho de hacer daño", destaca Gastañares, que señala que ya se ha descubierto a alguno de los gamberros presuntamente implicados, chicos menores de edad.

Ella no puede afirmar que en todos los casos sean adolescentes, pero sí han constatado que "en las horas en que hay colegio, la cosa para". "Ha sido un 'boom', desde las vacaciones escolares de Navidad la subida de incidencias ha sido brutal", agrega.

Señala que en alguna ocasión han sido los propios ciudadanos quienes les han avisado de los asaltos e incluso una vez un chaval ha llamado después de quedarse "congelado" tras observar cómo se producía delante de él uno de estos actos de vandalismo.

La gerente de Dbizi destaca que la Policía Municipal está poniendo "muchísimo interés" en acabar con esta situación y se siente "muy satisfecha" porque existe "una colaboración total".

En El Antiguo

Por su parte, el concejal de Movilidad, Jon Albizu, ha asegurado a EFE que el Ayuntamiento donostiarra está tomando las medidas necesarias para "frenar en seco" está situación.

Señala que la zona de actividad de los vándalos es fundamentalmente la zona del barrio del Antiguo, donde se encuentran cuatro de las diecisiete estaciones que hay en la ciudad.

"Se trata de un bien público y la Policía Municipal está trabajando para protegerlo, tomando medidas para que no vuelva a ocurrir", afirma el edil.

Albizu destaca el gran perjuicio que están causando a la empresa concesionaria, pero subraya que los principales damnificados son los ciudadanos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos