San Sebastián deberá liberalizar horarios comerciales en las zonas turísticas

Un grupo de turistas toma un aperitivo en la plaza de la Constitución. /
Un grupo de turistas toma un aperitivo en la plaza de la Constitución.

Tendrá que contar con al menos una zona en la que las tiendas puedan abrir cuando quieran

EFESAN SEBASTiÁN

El Gobierno central ha aprobado ampliar la relación de ciudades obligadas a liberalizar horarios en zonas turísticas y ha incluido en la lista a San Sebastián.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-Ley de medidas urgentes con diversas medidas para dinamizar el comercio, como la reducción de los trámites y tiempos para abrir un establecimiento, la limitación de los supuestos en los que se puede exigir una autorización y la ya citada ampliación de ciudades con libertad de horarios comerciales.

Según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, el objetivo es profundizar en la unidad de mercado y eliminación de trabas administrativas para la apertura de negocios, e impulsar el binomio "turismo y comercio" para multiplicar su impacto en la generación de empleo.

Las nuevas urbes, que se suman a las 14 definidas en 2012, son además de San Sebastián , Coruña, Santander, Oviedo, Gijón, Almería, León y Jerez de la Frontera, así como Salamanca y Marbella (que ya cuenta con áreas con libertad de horarios comerciales).

En el plazo de seis meses (a contar desde que entre en vigor la normativa), los ayuntamientos deberán delimitar lo que consideren zonas de gran afluencia turística, propuesta que tendrá que ser aprobada por la correspondiente comunidad autónoma.

Criterios rebajados

Para ampliar el número de ciudades obligadas a contar con al menos una zona de gran afluencia turística (ZGAT) en la que las tiendas puedan abrir cuando quieran, el Ejecutivo ha rebajado los criterios implantados en 2012 para delimitarlas.

Así, si antes se contemplaban ciudades con más de 200.000 habitantes y 1 millón de pernoctaciones, estos límites se rebajan a 100.000 habitantes y 600.000 pernoctaciones.

Hasta ahora, cumplían los criterios, además de Bilbao, Barcelona, Alicante, Valencia, Zaragoza, Málaga, Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba, Granada y Cartagena (Murcia), Madrid, Palma de Mallorca y Santa Cruz de Tenerife.

A estas se sumaron posteriormente, de forma voluntaria, Ávila, Valladolid, Salamanca, Badajoz y Cáceres. Actualmente, según datos de Economía, España cuenta con 681 ZGAT en 526 municipios.

La existencia de zonas con libertad de horarios para todo tipo de comercios (grandes o pequeños) es necesaria para impulsar el binomio "comercio-turismo" en España, un país que recibe 60 millones de visitantes, según el Ejecutivo, que afirma que las ventas han evolucionado mejor en las regiones más turísticas.

Por otra parte, el real decreto modifica el artículo 6 de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista para agilizar la implantación, traslado o ampliación de superficies comerciales.

«Ventanilla única»

Así, se limitan los supuestos de exigibilidad de licencia, se establece un procedimiento integrado, de forma que el ayuntamiento y la comunidad autónoma correspondiente tramitarán de forma conjunta la solicitud de implantación de una superficie comercial, y se reduce a la mitad el plazo de tramitación, de 6 a 3 meses.

Una vez en vigor, la implantación de establecimientos "sólo" se podrá someter a una única autorización que se concederá por tiempo indefinido y cuando concurran razones imperiosas de interés general: que su construcción pueda implicar daños en el medio ambiente, el entorno urbano o en el patrimonio histórico artístico.

Además, se eliminan restricciones injustificadas introducidas para defender un modelo empresarial en detrimento de otro -grandes superficies frente a pequeño comercio- y se suprime la intervención de los competidores en los procesos de autorización.

Actualmente, en comunidades como Cataluña o País Vasco las grandes superficies (más de 2.500 metros cuadrados) ven frenada su expansión debido a que las autonomías se lo impiden con argumentos medioambientales o urbanísticos.

Fuentes del sector han explicado a Efe que habrá que esperar a ver cómo aplican estos cambios las comunidades autónomas, que son las que tienen competencia en materia de comercio.

Con la implantación de la "ventanilla única", la comunidad o el ayuntamiento tramitará de forma conjunta la solicitud de implantación de una superficie evitando así que las empresas tengan que acudir por separado a cada una de estas administraciones.

En un comunicado, Economía recuerda que hay autonomías que cuentan con procedimientos abreviados o han eliminado todo tipo de intervenciones previas, incluidas licencias municipales.

"Esto demuestra que es posible simplificar y reducir los procedimientos eliminando trámites superfluos sin menoscabo de las garantías que en materia de medioambiente y urbanismo deban preservarse", añade.