La mar venga a Zierbena ante Orio

La imagen resume el contraste entre la alegría de los remeros de Zierbena y la desazón de la tripulación de Orio al término de la Bandera de Ondarroa. / FERNANDO GÓMEZ
La imagen resume el contraste entre la alegría de los remeros de Zierbena y la desazón de la tripulación de Orio al término de la Bandera de Ondarroa. / FERNANDO GÓMEZ

Los 'galipos' ganan la loca regata de Ondarroa tras remontar junto a la San Nikolas a Hondarribia |

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA SAN SEBASTIÁN.

La mar devolvió ayer a Zierbena lo que le arrebató tres semanas antes en Orio. Si entonces una última ola catapultó a la San Nikolas a la victoria para delirio de la afición 'aguilucha', la trainera 'galipa' se tomó la revancha en la XXXIX Bandera de Ondarroa-GP Cikautxo tras cazar otra onda marina mágica a poco más de 400 metros de la meta. Para entonces, ambas embarcaciones ya habían superado a Hondarribia, que por momentos estuvo muy cerca de dar un mamporro a la competición la víspera de que la Liga Eusko Label llegue hoy a sus aguas.

Aunque durante muchos minutos estuvo en disposición de recortar cuatro puntos a Urdaibai, en la meta fue uno solo tras una locura de regata. La Bou Bizkaia estuvo contra las cuerdas casi dos largos, pero se rehízo de tal forma que el cuarto puesto cobró un gran valor tras el tercero de la Ama Guadalupekoa.

El desenlace de la regata tuvo mucha dosis de incertidumbre y también de sorpresa. En gran medida, por las condiciones que presentó el campo de regateo. Y menos mal que el viento no tuvo incidencia, porque las olas y la corriente por la desembocadura del Artibai bajando la marea hicieron unas cuantas travesuras a las tripulaciones: la mar empujaba hacia la zona de Saturraran, en Mutriku, mientras que la ría lo hacía hacia el otro lado, a Lekeitio.

Urdaibai se dejaba cuatro puntos sobre Hondarribia en la tercera ciaboga, pero en la meta perdió solo uno San Pedro dominó la tanda inicial, en la que San Juan cedió al final y Tirán se le acerca a tres puntos

A Urdaibai y Hondarribia les engañó bien el terreno de juego. De entrada, les hizo ver que la bandera iba a ser un nuevo pulso entre los dos equipos, que bogaron por las dos calles interiores. Los de Joseba Fernández enseñaron la proa desde los primeros metros. Los de Mikel Orbañanos no cedieron mucho, pero tanto Zierbena como sobre todo Orio se descolgaron pronto. Al tercer minuto se dejaban ya cinco y siete segundos, respectivamente; y en la ciaboga los de Juan Zunzunegui eran quintos y los de Jon Salsamendi, séptimos. Como para pensar en un ajuste de cuentas por los 'galipos0.

Sin embargo, a la vuelta llegó la voltereta. Como en varias de las últimas ciabogas, Hondarribia recuperó más de un segundo en el giro y salió por delante de Urdaibai. Todas las embarcaciones enfilaron hacia babor en el comienzo del segundo largo, que resultó un viacrucis para los 'txo'. Con Lur Uribarren en la popa, se colaron en la calle de Hondarribia tras apenas un minuto de popare. El juez les mandó corregir, se descentraron, perdieron la remada y su regata se emborronó hasta tal punto que en este tramo se dejaron más de trece segundos sobre los bidasotarras.

Por el otro extremo, emergieron Zierbena y Orio, que maniobraron por segunda vez a cuatro y siete segundos de Hondarribia. Urdaibai lo hizo a trece, pero por detrás incluso de Santurtzi. En ese instante, su ventaja en la general era de solo cinco puntos, con el agravante de que en la Bandera de Hondarribia de este mediodía deberían actuar en la segunda tanda.

La ciaboga sirvió para que Urdaibai recuperara sus constantes vitales. Como un animal herido, se revolvió para marcar de nuevo el mejor parcial en el tercer largo, como también hizo en el primero. Con una remada larga y pausada como exigía la viveza de las olas , Zierbena mantuvo el ritmo de Hondarribia. La amenaza 'galipa' era real. Los oriotarras se mantenían algo más agazapados, a ocho segundos de la bandera. Una desventaja para nada decisiva ayer.

En el último largo, se volvió mejor por las calles exteriores. Zierbena se fue echando encima de Hondarribia, a la que remontó con una ola a falta de menos de mil metros. Orio seguía a cinco segundos, que los trituró en un santiamén gracias a un empujón de mar que los igualó con los 'galipos' a 500 metros de la meta. Sin embargo, Zierbena cogió el testigo de esa misma ola, en cuyo agujero se quedaron clavados los 'aguiluchos'.

San Juan pierde un punto

En la primera tanda, San Juan acabó otra vez por detrás de Tirán, que se acerca a tres puntos de los sanjuandarras. La Erreka volvió a entrar fenomenal en la regata. Tras un inicio por detrás de San Pedro, los dos botes pasaitarras llegaron emparejados a la ciaboga, por delante de Kaiku y Tirán. Los primeros metros del segundo largo fueron un espejismo para San Juan, que en apenas un minuto se encontró en cabeza y con diez segundos de margen sobre Tirán.

Los de Moaña lo pasaron mal por la calle cuatro, hasta que en la segunda mitad se abrió un pasillo de olas por el que adelantaron a los de Juan Mari Etxabe. Con los morados claramente en cabeza, Kaiku se metió en la pelea en el tercer largo. El final fue agónico. A 110 metros, Tirán y San Juan estaban a la par, pero la mar premió a los de Moaña para apretar el drama por el descenso.

En la zona media, Santurtzi confirmó que está un punto por encima en su tanda. En el primer largo solo le aguantó Donostiarra, hasta que la Bantxa se dio de bruces con el muro de la calle cuatro contra el que también se había estrellado San Juan. Los donostiarras fueron incluso superarados por Cabo y Ondarroa, séptima en su locura de regata.

 

Fotos

Vídeos