Liga Euskotren

Remontada, triunfo y liderato de Donostia Arraun Lagunak

La tripulación de la Lugañene da rienda suelta a su alegría tras cruzar la boya de meta. / MANU CECILIO
La tripulación de la Lugañene da rienda suelta a su alegría tras cruzar la boya de meta. / MANU CECILIO

La Lugañene adelanta en Lekeitio a Orio, que llegó a la ciaboga con cuatro segundos de renta pero en la meta cedió cinco

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Donostia Arraun Lagunak no entiende de rivalidades. Ni la añeja entre Ondarroa y Lekeitio, ni tampoco la que hoy en día protagoniza en la Liga Euskotren. Va a lo suyo. Independiente. En el agua y en tierra. Si hace un año su bautismo triunfal en la regata ondarrutarra lo tomaron casi como una anécdota genial -supuso el único lunar de San Juan en todo el curso y la única vez que superaron a Orio-, el de ayer en las vecinas aguas lekeitiarras lo recibieron como «la bandera que sabíamos caería este verano, aunque ha llegado antes de lo previsto».

¿Y ahora qué? ¿Seguirá la Lugañene ejerciendo de actriz secundaria o va a reivindicar un mayor protagonismo? Tras las dos primeras regatas, donostiarras y oriotarras empatan en el liderato tras repartirse las banderas. La Txiki ha exhibido más vatios en los momentos de tirar de potencia en los largos de ida -sobre todo en las salidas-, pero la Lugañene ha sido más fuerte en los largos de popare tanto en Santander como ayer en Lekeitio. Señal de que ahí hay tripulación.

Como el sábado, las patroneadas por Nadeth Agirre tomaron la cabeza desde las primeras paladas. En un minuto, las de Andrea Astudillo ya estaban a tres segundos, con Donostiarra y Hondarribia-Bertako algo más atrás en pugna por la tercera plaza.

El club de Martutene suma su segunda bandera liguera tras la de 2018 en Ondarroa

A mitad de largo, Orio abrió un segundo más, cuatro. Y cuando parecía que la Txiki podía abrir sus alas con toda la mar por delante para abrir brecha, Arraun Lagunak se ató a su popa en las calles centrales. La lapa donostiarra llegó a la ciaboga a solo cuatro segundos, con el convencimiento de que con las olas de popa no iban a ceder.

A la salida de la maniobra, la ventaja aguilucha se redujo a tres segundos, con Donostiarra a 12 y Hondarribia a 17. Las de Arraun Lagunak se lanzaron al ataque como gladiadoras, en busca la victoria o la derrota más digna.

Una ola decisiva

Minuto a minuto, recuperó un segundo. A Orio a 600 metros del final cazó a Orio, que no cedió pero su conato de reacción acabó 300 metros más tarde, cuando Arraun Lagunak exprimió una última ola en forma de catapulta al cielo. En la meta, cinco segundos distanciaron a una trainera de la otra. En un largo, la Lugañene aventajó en 9 segundos a Orio, 15 a Donostiarra y 17 a Hondarribia. Unas rentas que dan vida a la pugna por la liga.

Las vencedoras ayer fueron Xubane Uribarrena, Amaia Sexmilo, Eztizen Duque, Lorena García, Aida Carro, Marcia Rosalia Larrea (babor); Nagore Claramunt, Nerea Chocarro, Ainhoa Egiazabal, Naiara Martín, Judith Llanes, Jone Urbieta (estribor); Maialen Muguruza en la proa y Andrea Astudillo en la popa. Salvo las 'nuevas' Llanes y García, el resto ganó en Ondarroa en 2018.

Clasificación

1.
Donostia Arraun Lagunak: 10:52.06
2.
Orio-Babyauto 10:57.06
3.
Donostiarra 11:12.26
4.
Hondarribia-Bertako 11:17.98