Remo

Una primera edición «muy positiva» de la DSS Bay Rowing

La Bahía de la Concha lució ayer con la celebración de la DSS Bay Rowing. / PEDRO MARTÍNEZ
La Bahía de la Concha lució ayer con la celebración de la DSS Bay Rowing. / PEDRO MARTÍNEZ

La prueba de Ur Kirolak repetirá el próximo año, con la novedad de dos días en vez de uno, y aspira al Mundial 2022

B.A.SAN SEBASTIÁN.

La bahía de San Sebastián acogió ayer la primera edición de la Donostia San Sebastián Bay Rowing, regata impulsada por Ur Kirolak que reunió a 78 embarcaciones llegadas de Gran Bretaña, Francia, Luxemburgo, Suiza, Rumanía, Euskadi, Cantabria, Asturias, Galicia, Catalunya y Valencia.

Un éxito que invita a la organización a seguir trabajando para lograr el objetivo final de este proyecto, organizar el Mundial de remo de mar de 2022 y que San Sebastián sea el escenario de la prueba internacional. Ricardo Unzueta, presidente de Ur Kirolak, realiza una «valoración muy positiva» de la jornada de ayer. Reconoce que «no hemos tenido más que apoyo y felicitaciones porque ha sido un día perfecto» y destaca que «ha ido todo al milímetro, no ha habido ningún incidente y la gente se ha quedado muy contenta, repito, felicitándonos porque el trabajo ha sido muy bueno. Estoy muy contento», concluía después de la finalización de las regatas.

Unzueta se muestra esperanzado en que la FISA -Federación Internacional de Sociedades de Remo- les otorgue el privilegio de organizar el Mundial de 2022. «A ver si nos lo conceden, hoy hemos tenido un equipo de arbitraje muy importante. Seis colegiados internacionales de la FISA. Había un portugués interesado en la organización, porque el del siguiente año se celebra allí». Añadió que «también estaba Ángela Alonso, que acudirá a los Juegos Olímpicos de Tokio como árbitro designado por la FISA. Ha sido un cartel de arbitraje impresionante».

Vista la buena nota que ha tenido el estreno de la Donostia San Sebastián Bay Rowing entre los participantes, el presidente de Ur Kirolak garantizó la segunda edición en 2021 y adelantó que «el próximo año lo haremos en dos días. No pensábamos que íbamos a tener tanta participación y quizás eso nos ha desbordado un poco. La mayoría de ellos nos han dicho en todo momento que el año que viene están otra vez aquí, lo que impulsa a seguir trabajando».

El Aviron Arcachonnais recibió el trofeo 'Antziak' como mejor club, una escultura de Iñigo Arístegui. El triunfo en las diversas modalidades en las que se compitieron ayer estuvo muy repartido. En cuanto a los clubes locales, Ur Kirolak, junto al Jersey británico, ganó el Quac CMix; y Arraun Lagunak se llevó el cuatro masculino juvenil.