Remo

Zumaia impugna la regata del sábado en Pasaia porque el campo era más largo

O.O.G. SAN SEBASTIÁN.

Zumaiako Arraun Elkartea presentó ayer una impugnación a la primera jornada de la Bandera Igartza (ARC-1), el sábado en Pasai Donibane, dado que la longitud del campo de regateo excedía la medida reglamentaria. Se une así a las alegaciones de Getxo tras su exclusión en Erandio (ARC-2).

La ARC y el club organizador, Koxtape, avisaron el sábado que la contrarreloj a una calle sería algo más larga de la norma y pidieron disculpas al resto de clubes. Sin embargo, al tratarse de una crono individual, entendieron que la incidencia sería la misma para todos los botes, por lo que no desvirtuaría el resultado.

Se da la circunstancia de que los campos en la ARC suelen estar montados al menos dos horas antes de la regata, momento en el que se comprueba que las medidas sean correctas. En Pasaia, dada la importante actividad del puerto, la autoridad portuaria solo concede un plazo de dos horas para establecer el campo y disputarse la regata, por lo que es imposible que el montaje de las balizas se haga dos horas antes del inicio de la competición.

Cuando el sábado se llevó a cabo su comprobación, se detectó que la única calle superaba en 120 metros el límite de 1.389. Un equipo de balizadores trató de subsanar el error, pero no se corrigió toda la distancia excedida.

Así, será el juez de competición, Borja Osés, quien resuelva si se mantiene el resultado de la regata o, por contra, es invalidado. En este caso, los clubes perderían los puntos sumados. Por arriba, Lekittarra descontaría doce y Astillero, nueve, por lo que los cántabros serían líderes con seis puntos sobre los lekitarras, y no tres. Por debajo, Zumaia descontaría los tres puntos de su décima plaza y San Juan, los cinco de la octava. Así, los zumaiarras aventajarían en cuatro puntos en lugar de dos a los sanjuandarras, que ahora mismo irían al playoff de permanencia con Hibaika.