Remo

Zarautz da el primer golpe en la Liga ARC-1

Zarautz da el primer golpe en la Liga ARC-1

La Enbata supera en Pasai Donibane a Deusto y Donostiarra B

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEASan Sebastián

Presenciar el intenso y largo abrazo en el que se fundieron Gari Uranga y Gaizka Garmendia en el pantalán de la plaza Santiago de Pasai Donibane al término de la III Bandera Fegemu, con la tela triunfal a buen recaudo en la popa de la Enbata, ponía los pelos de punta. Fue la rúbrica a una vibrante regata que culminó con el triunfo de Zarautz-Babyauto, que este domingo (12.30 horas) defenderá el liderato de la Liga ARC-1 en la III Bandera Adegi, en el mismo escenario pero a cinco ciabogas y seis largos.

«No contábamos con ganar», coincidieron Uranga y Garmendia, el primero, entrenador; y el segundo, directivo y patrón suplente. Ambos son zarauztarras. Tras mil batallas en el remo, saben lo que cuesta salir del agujero con una tripulación de casa en la que durante años tenía cabida cualquiera que tocara la aldaba del club. Casi como aquella Enbata que creció de la mano de José Ramón Mendizabal hasta ganar en 2007 el Campeonato de Gipuzkoa y una regata en la ACT, en Zumaia.

Desde entonces, sus únicos triunfos habían llegado en 2014, año en el que debieron bogar en la ARC-2. «Con lo que cuesta llegar a este nivel, conseguir ya una bandera tiene un mérito enorme para el club». Y tanto. No contaban con ella, pero sí con dar el nivel que ofrecieron. Porque se mantuvo a la altura que habían exhibido durante la pretemporada. A diferencia del año pasado, cuando alguna victoria se les fue por poco, «hemos aprovechado la oportunidad que se nos ha presentado», apuntó Garmendia. «La liga es muy larga, y lo importante es estar en la pelea por ganar en todas las regatas», concluyó Uranga.

Zarautz venció y convenció. Aventajó en tres segundos a Deusto, que acabó más entero que los zarauztarras pero lo hizo por detrás. La Tomatera fue la única que se acercó a menos de diez segundos, una diferencia considerable en una contrarreloj. A 10.76 finalizó Donostiarra B en su brillante estreno en la categoría. Los pupilos de Rufo Urtizberea finalizaron con brío, demostrando su potencial. Arkote completó las cuatro primeras posiciones, que salieron de la primera de las dos tandas, disputadas en el campo de regateo en el que la salida y la meta coinciden justo con las dos balizas intermedias.

Sexta plaza de San Juan

Siempre quedará la duda de la influencia del viento y la marea -contrarias en los dos largos pares, «en los que estaba la clave», según Uranga- en cada una de las dos mangas. Las dos mejores de la segunda fueron Pedreña y San Juan, que no pasaron del quinto y sexto puesto.

Los anfitriones, que disputaban su primera regata oficial tras su descenso de la ACT, fueron por delante de los cántabros hasta los últimos dos minutos, cuando fueron remontados por apenas un segundo, lo que siempre supone un punto de decepción y otro en la clasificación.

Camargo acabó a seis segundos de los sanjuandarras, más cerca de Getaria y Zumaia. Ambos botes cumplieron en la segunda tanda que completó Lapurdi. Los dirigidos por Karlos Mendizabal, buen conocedor de la bahía, solo superaron a Hibaika.

La tripulación vencedora, con diez canteranos a bordo, la integraron Imanol Etxeberria, Aitor Jauregi, Xabier Ormazabal, Gorka Imaz, Manez Otaegi, Iñigo Galdós (babor); Martín Rekondo, Joanes Elizondo, Gorka Zubeldia, Gari Uranga, Igor Gurutxarri, Oinatz Arretxe (estribor), Beñat Eizagirre como proel y Aitzol Garro de patrón.

III Bandera Fegemu

1. Zarautz-Babyauto
20:12.92
2. Deusto-Bilbao
20:16.16
3. Donostiarra B
20:23.14
4. Arkote-Helvetia
20:26.92
5. Pedreña
20:29.14
6. San Juan
20:30.28
7. Camargo
20:36.74
8. Getaria
20:40.30
9. Zumaia-Delteco
20:43.42
10. Santoña
21:00.42
11. Lapurdi
21:02.16
12. Hibaika
21:18.00