Remo

La de Getaria, una plantilla con solo 15 remeros y dos patrones, sin margen para rotar

O.O.G.SAN SEBASTIÁN.

Si ya arrancaron con un plantel reducido, Getaria se ha quedado en cuadro. La baja de Alberto Rebollo tras un accidente de moto, ha dejado a la Esperantza con solo quince remeros. Los trece que ganaron en Pedreña -Eñaut Silbeti, Aimar Iraola, Igor Gómez, Jokin Idiakez, Haritz Miralles, Urko Gurrutxaga (babor); Iker Etxabe, Iker Castillo, Larrañaga, Ioritz Ezenarro, Gaizka Gorostiaga, Mattin Etxaniz (estribor); y el proel Aitzol Martínez-, más Iker Aizpuru y Andoni Galarraga, que bogaron el domingo. Unax Eizagirre e Izaro Lestayo son sus patrones.

«No sé cómo llegaremos al final de agosto, porque apenas puedo dar descanso a los remeros y la mayoría es muy joven», admite. Pero dado su rendimiento, nadie se quiere bajar del barco. «La cabeza trabaja, y verse ahí arriba alimenta las ganas».

El técnico no es capaz de concretar una razón que explique el subidón del plantel. Ha sido un proceso «natural». «En la primera regata no tuvimos buena sensaciones, pero fuimos octavos, así que el objetivo de dejar atrás la primera tanda lo cumplimos. En las siguientes, fuimos logrando objetivos cada vez más altos: mejorar la sensaciones, ganar a un bote en nuestra tanda, intentar ganar la tanda, acercarnos a la tanda de honor, entrar en ella...». ¿Y ahora? «Seguir disfrutando. Es verdad que el bote va rápido, sobre todo en popare. Llegan regatas complicadas en las que hay que tener suerte con la calle, así que iremos regata a regata».