Remo

Urdaibai se impone en la Bandera Fegemu

Urdaibai enfila con el viento en contra hacia puntas en un momento de la regata, que contó con bastante público. /Pedro Martínez
Urdaibai enfila con el viento en contra hacia puntas en un momento de la regata, que contó con bastante público. / Pedro Martínez

La Bou Bizkaia llegará con un buen sabor de boca al estreno de la Liga ACT al batir a Orio, Donostiarra, San Juan y San Pedro en la Bandera Fegemu

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Faltan seis días para que se caigan las caretas que llevan en el rostro los remeros -y entrenadores- desde el invierno, pero no da la sensación de que vaya a haber demasiadas sorpresas con lo que ocultan. Ni San Juan ni San Pedro van a estar ganando banderas, algo que tienen asumido en ambas orillas pasaitarras, y más a día de hoy, cuando hay puertos en los que la salvación es un triunfo. Y la Erreka y la Libia parecen en el buen camino tras su notable actuación en la II Bandera Fegemu, disputada este domingo en Pasai Donibane.

Tampoco nadie espera ver a Urdaibai sufrir en la cola del león que es la Liga Eusko Label, que comenzará el domingo en Bilbao. Los de Joseba Fernández se alzaron hoy con el triunfo en la contrarreloj sanjuandarra y se quitaron la espina de su derrota hace un año por centésimas ante Hondarribia.

Bajo el formato de cuatro ciabogas, la Bou Bizkaia se hizo con la victoria con cuatro segundos largos sobre Orio, después de que durante casi toda la regata bogaran con uno de diferencia. Fueron los únicos botes que bajaron de los veinte minutos. Donostiarra, tercera, marcó un tiempo de 20:05.34, a 14 segundos de Urdaibai. San Juan finalizó a 29, y se dio el gustazo de superar a San Pedro por apenas medio segundo, una eternidad cuando la confianza se mide en sensaciones y no con el cronómetro.

La mejor puesta en escena fue obra de Donostiarra, que fue en cabeza durante los primeros cinco minutos, con dos segundos de ventaja sobre Orio y tres sobre Urdaibai. La Bantxa, con el punto de ansiedad propio de quien quiere agradar desde sus primeras paladas en la élite, aguantó media regata, hasta que encontraron el punto de inflexión en Orio y Urdaibai.

A partir de los diez minutos, oriotarras y bermeotarras tomaron el mando. Tanto los de Jon Salsamendi como los de Joseba Fernández navegaron a unos ritmos similares, a 33,5 paladas en muchos momentos, una menos que Donostiarra, y dos menos que San Pedro y San Juan.

Cada equipo priorizó el bloque al resultado, aunque lo segundo sea fruto de lo otro. Ni en la txanpa final subieron las cadencias en exceso. Donostiarra alcanzó las 45 paladas muy al final y el resto apenas llegó a 40 o 41 en los metros finales.

Cumpleaños de Ormazabal

Pocas conclusiones pueden extraerse con los parámetros de esta prueba, aunque quien más quien menos endulzó la última semana de preparación de la Liga ACT. Ver que Urdaibai se permitió el lujo de no embarcar a Jon Unanue, Mikel Calleja, Carlos Palazuelos y Mikel Ojeda, contrastaba, por ejemplo, con los seis chavales que Juan Mari Etxabe introdujo en la Erreka después de que en 2017 bogaran y ganaran banderas en la Liga ARC-2.

Pero regatas como esta son para crecer. Seguro que San Juan -donde su patrón, Jon Ormazabal, cumplía 50 años- y San Pedro firmarían acabar todas las regatas a medio minuto de Urdaibai, pero Orio no se conforma con quedar a cuatro segundos. La primera respuesta llegará este domingo en Bilbao.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos