Liga ACT

Hondarribia se queda a dos segundos de Urdaibai

Hondarribia se queda a dos segundos de Urdaibai
DV

La Ama Guadalupekoa inició el último largo con un segundo de renta que la Bou Bizkaia remontó en una contrarreloj con siete botes en once segundos

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Urdaibai y Hondarribia, Hondarribia y Urdaibai, llevan cuatro temporadas al mando de la Liga Eusko Label y parecen decididas a prolongar su mandato al menos un año más. Ambas tripulaciones volvieron a ser las mejores ayer en la IX Bandera de Bilbao, que se quedó en las vitrinas de Bermeo como sucedió también el año pasado. Entonces la Bou Bizkaia distanció a la Ama Guadalupekoa en 2.60 segundos y esta vez fueron 2.02, fraguados en el último largo. Los bidasotarras llegaron un segundo por delante al último giro, pero los bermeotarras mostraron un punto más de frescura en el tramo decisivo.

Habrá que dejar que transcurran al menos un par de semanas para confirmar la sensación de igualdad que emanó de aguas del Nervión. Pero el estrenó liguero tuvo a las cuatro primeras embarcaciones en cuatro suspiros, con Santurtzi a 2.34 segundos y Zierbena a 4.24. Donostiarra y Orio se dejaron ocho y nueve segundos, respectivamente. Cabo, once, y fue séptima.

A partir de ahí, se estiró más el cronómetro, con Ondarroa y San Pedro en la zona templada a 21 y 25 segundos, con un estrecho colchón sobre las tres embarcaciones que se reconocían debilitadas respecto al curso pasado. Entre las tres, la mejor fue San Juan, que se fue de Bilbao con más razones para creer de las que pudo traerse de Pasai Donibane. Los sanjuandarras doblegaron en su tanda a Tirán y también pudieron con Kaiku, que cerró la primera clasificación.

Siete botes en 11 segundos

Siete embarcaciones en un pañuelo de once segundos. El más estrecho en las dieciséis ediciones ligueras. Solo se le acerca el de hace dos temporadas en Sevilla, cuando los siete primeros puestos se repartieron en un margen de catorce segundos. Y aún hubo otras dos traineras más a dieciséis. Sin embargo, aquella liga terminó siendo un mano a mano entre Urdaibai y Hondarribia. Kaiku, que ocupó el tercer puesto, acabó la Liga a 39 puntos. Solo San Juan, que completó la tanda de honor a 59 puntos, fue capaz de arañar una bandera a los dos transatlánticos.

La igualdad en la clasificación de ayer también pareció reflejada en el estado de la ría, bastante homogéneo a lo largo de toda la competición. Con la pleamar fijada para poco después de las tres de la tarde, la media marea que mostraba el Nervión no deparó grandes diferencias. El día no fue ventoso, aunque la segunda tanda contó con leve brisa.

La calma chicha reinó durante la primera, donde Santurtzi y Donostiarra confirmaron que son las novatas pero no las cenicientas. La Sotera, bien reforzada para su estreno en la ACT -con el aiarra Mikel Portularrume y los sudamericanos Fede Steindl y Óscar Medina, titulares ayer-, llegó incluso a soñar con la bandera. Les sobró media regata, aunque no se tratara de un problema físico.

De entrada fue Donostiarra la que tomó el mando. La Bantxa se dejó los complejos en tierra y embarcó la valentía que reclama a su equipo Igor Makazaga. Con cinco remeros y el patrón, el canterano Arkaitz Díaz, como novedad en el bote, marcó la mejor referencia en la primera ciaboga, pero después fue Santurtzi quien tomó la proa. La presencia de Cabo en esa tanda calibró el potencial de Santurtzi y Donostiarra. Ambas salieron fortalecidas, pues los gallegos afrontaban el verano con altas miras. Les lastró su pobre prestación inicial, para ir de menos a más. Solo así se deshicieron de la presión de San Pedro. Con cinco remeros que no estaban en 2017, la Libia completó dos notables primeros largos, para caer algo después. Los de Mikel Arostegi se sostuvieron con solvencia. Además, el getariarra Ander Etxegoien debutó en la ACT con buen pie al llevarse el premio al mejor patrón.

Urdaibai, al sprint

El 19:36.88 que marcó Santurtzi se mantuvo como tiempo a batir hasta la salida de la tanda de honor... y casi también hasta su ecuador. Hondarribia, con Gorka Egiazu como única cara nueva, marcó los primeros pasos. Aventajó en un segundo a Urdaibai, en cuatro a Orio y en cinco a Kaiku. Santurtzi estaría a seis. Pero había que volver para que el fuelle del acordeón que era la ría volviera a su ser. Y ahí, la Ama Guadalupekoa y la Sotera se igualaron. La Bou Bizkaia aún era dos segundos peor, con la San Nikolas a cinco y la Bizkaitarra ya a 17. Los de Sestao acabarían en el último puesto.

A partir del tercer largo, las diferencias se fueron acrecentando por arriba y por abajo. Ahí se empezó a entrever el potencial de cada bote. Hondarribia y Urdaibai sacaron pecho. Orio quiso pero adoleció de un punto. En la ciaboga, los verdes viraron un segundo antes. Casi lo cedieron ya al salir de la maniobra. Les costó retomar su velocidad de crucero. Y Urdaibai no perdonó.

San Juan, cinco de la ARC-2

En la segunda tanda, Zierbena dominó, pero no pudo con Santurtzi. Fue mejor en los largos impares que en los pares. Superó a Ondarroa, que quizá acusó tantos cambios en su plantilla, y a San Juan y Tirán. Los sanjuandarras, con cinco remeros que en 2017 estaban en la ARC-2, se armaron de confianza.

Orio, Zierbena y Cabo son las únicas embarcaciones que mejoraron sus registros respecto al arranque de la pasada campaña en el mismo escenario. Los aguiluchos, sin embargo, fueron los únicos que perdieron posiciones. Pese a acabar a 27 segundos de Urdaibai en 2017, terminaron cuartos. Ayer rebajaron su tiempo en nueve segundos, se quedaron a otros nueve de la bandera, pero sin embargo finalizaron sextos. Un dato que demuestra la igualdad del arranque liguero.

.

Clasificación

1. Urdaibai-Avia
19:34.54
2. GO Fit-Hondarribia
19:36.56
3. Santurtzi-Iberdrola
19:36.88
4. Zierbena-Bahías Bizkaia
19:38.78
5. Donostiarra
19:42.84
6. Orio-Babyauto
19:43.80
7. Cabo
19:45.66
8. Ondarroa-Cikautxo
19:55.98
9. San Pedro
19:59.56
10. San Juan-Sumelec
20:12.56
11. Tirán-Pereira
20:17.12
12. Kaiku-Producha
20:22.92

La Libia, sin embargo, ha dejado por detrás a San Juan, Tirán y Kaiku. Los sanjuandarras, con cinco remeros que se estrenaban en la categoría, han superado en su tanda a Tirán en un escenario que no favorecía a la Erreka, con un equipo joven más técnico que potente. Finalmente, Kaiku ha cerrado la clasificación tras bogar en la última tanda.

La Liga Eusko Label volverá a trasladarse a Bizkaia el próximo fin de semana con la disputa de la Bandera de Sestao el sábado en Portugalete y la Bandera Petronor el domingo en Zierbena. En ambos escenarios se pondrá en marcha también la Liga Eusko Label, con el playoff en el que se conocerán las cuatro embarcaciones que este verano competirán en la primera división del remo femenino.

El ocho de Orio, campeón de España

Por otra parte, el ocho de Orio se ha proclamado campeón de España en Banyoles, un título que no lograban desde 2005. Los 'aguiluchos', con cuatro remeros que este verano bogarán en la trainera, se han impuesto a Labradores, que con varios remeros internacionales venían dominando la competición desde 2011. Orio ha ganado con un tiempo de 5:49.27, por 5:53.13 del bote sevillano. El Club Náutico de Sevilla se ha hecho con el bronce con 5:53.78.

En categoría femenina, el ocho de Santiagotarrak se ha hecho con la plata con un tiempo de 6:55.48, por detrás del Natació Banyoles anfitrión (6:49.03). Ur Kirolak ha logrado el bronce con 7:30.95.

En veteranos, Donostia Arraun Lagunak ha conquistado su décimo título consecutivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos