Liga ACT

«El equipo tiene un punto de inconformista que es positivo»

O.O.G.SAN SEBASTIÁN.

«Veo a Igor Makazaga con la misma sonrisa y la misma convicción que nos mostraba en 2017, cuando veía que tenía equipo para pelear por subir de la ARC-1 a la ACT. El año pasado se sabía en inferioridad respecto a otros equipos. Ahora, en cambio, creo que se ve con mimbres como para estar cerca. Le noto con otra confianza, aun sabiendo que la competición va a ser muy exigente».

Las palabras del presidente del club, Alberto López, concuerdan con el pensamiento del técnico, Igor Makazaga. «Queremos estar con el grupo de cinco o seis traineras que pelearán por todo». Consciente quizá de que sus palabras pueden sonar a brabuconada, el sanjuandarra afincado en Orio apunta: «Dicho esto con toda la humildad y respeto a los rivales. Queremos estar con ellos», lo que supondría «dar otro paso adelante».

Desde la zódiac, percibe una plantilla «con hambre, con ganas de morder en el agua. Tiene un punto de inconformista que es muy positivo y que nos exige más a todos».

Con siete bajas por solo cuatro altas con respecto a 2018, Makazaga está trabajando con una plantilla «más reducida en cuanto a integrantes», pero también «más compensada y con mayor potencial que el año pasado», donde «entramos de puntillas, sin meter demasiado ruido», pero en la segunda campaña en la élite cree que ha llegado el momento de «ser más protagonistas».

En las últimas regatas de este mes ha salido a flote el trabajo que Makazaga pretendía realizar al renunciar a la temporada de trainerillas. «Hemos entrenado a un buen nivel y estamos muy contentos por cómo nos encontramos».

El tecnico de Donostiarra coincide con su presidente en que el club de la capital guipuzcoana se encuentra subido en una buena ola que tratarán de exprimir. «No es solo la primera trainera. Hasta 2016 no nos metimos en la tanda de honor de la ARC-1, y el último domingo nuestra segunda trainera estuvo en esa tanda de honor. Son logros que nos hacen ver que estamos en el buen camino y, además, el remero de casa está a gusto en el club».