Remo

Juan Mari Etxabe: «Los remeros de San Juan y yo hemos hecho todo lo que hemos podido; no ha sido suficiente»

Juan Mari Etxabe, entrenador de San Juan, en la plaza Santiago de Pasai Donibane./PEDRO MARTÍNEZ
Juan Mari Etxabe, entrenador de San Juan, en la plaza Santiago de Pasai Donibane. / PEDRO MARTÍNEZ

El oiartzuarra da la cara por sus remeros después de descender a la ARC-1 tras nueve temporadas a un gran nivel en la ACT

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Tras ganarlo todo como técnico con Castro o las bateleras, Juan Mari Etxabe tomó las riendas de San Juan en 2017, siendo sextos en la ACT y quintos en La Concha. Doce meses y muchas bajas después, el domingo consumaron el descenso a la ARC-1.

- ¿Cómo se encuentra?

- Tocado, pero con los pies en el suelo. El descenso entraba dentro de la lógica, y cuando antes lo asimilemos, mejor. Teníamos ilusión por mantenernos pero no ha podido ser.

- Fueron últimos en el playoff.

- El sábado fuimos con muchas ganas a Bermeo. Teníamos buenas sensaciones, pero no dimos nuestro nivel. Salimos tocados. Esa noche fue muy dura para todos porque era casi imposible darle la vuelta, y el domingo salimos resignados.

- Los días previos estaba confiado.

- El bote iba bien entrenando, pero en las regatas acusamos la presión. Tal vez otros equipos han llegado más descansados, porque nosotros tuvimos que dar lo máximo hasta el final con Tirán. El playoff, además, ha sido caro. Lekittarra en Bermeo estuvo en tiempo de Zierbena, Santurtzi y Donostiarra. Hoy en día está difícil subir y mantenerse. Mira qué ACT más potente queda para 2019, con clubes como Ondarroa y Lekittarra, que han aparecido con fuerza y nos castiga a clubes que llevábamos en la cuerda floja.

- San Juan se vio en el alambre tras las bajas del invierno.

- Eso es. Hemos acusado la falta de experiencia y se nos ha hecho largo. Otros años se descolgaba algún club y podías preparar el playoff, pero este no ha habido ese margen.

- ¿Cómo se queda el equipo?

- Muy afectado. Muchos son chavales del pueblo, y eso afecta más. Deben dejar pasar unos días... Han dado todo lo que tenían y estoy orgulloso de cómo han luchado. No se les puede pedir más. El golpe es duro, y hay que asimilarlo con miras a hacer el equipo más potente posible para tratar de subir cuanto antes.

- ¿Ese será el objetivo?

- Todo es reciente y no es bueno tomar decisiones en caliente. Aún debo hablar con la directiva, que tomará la primera decisión de futuro.

- ¿En su cabeza piensa seguir?

- Sí, pero mañana -por hoy- pondré mi cargo a disposición de la directiva, de la que soy parte. Si se opta por otro entrenador, seguiré trabajando encantado para que el club esté lo más alto posible. Si debo coger a los cadetes, lo haré encantado.

- Vive en Santiago plaza. Será imposible abstraerse del pueblo...

- El domingo comimos en el club y luego di una vuelta. El pueblo está triste, es normal. ¿Buscar culpables? Alguno dirá que soy yo, y otros, los remeros o la mala organización. Cada uno debe tener la conciencia tranquila con lo que hace. Pero por muy bien que lo hagamos todos, siempre habrá un ganador y otro que baje.

- Son los sanjuandarras los que tienen que sacar el bote a flote, porque no son un club fichador...

- No podemos fichar porque no tenemos una gran entrada de dinero. Trabajamos con nuestras armas, que es la gente que hay en casa. No podemos pensar en los que se han ido, sino en los que se han quedado. Yo confié en ellos, y entre todos lo hemos intentado hacer lo mejor posible. ¿Que nos faltan mejores remeros? ¿Y a quién no les falta salvo a Urdaibai y Hondarribia? Los remeros lo han dado todo. Más que la juventud, hemos acusado falta de experiencia. En la ACT hay regata sábado y domingo y es muy exigente. Es mucho desgaste: la prensa está encima, el pueblo también...

- ¿Les ha podido castigar más el aspecto mental que el físico?

- Creo que sí. Intentar sacar siempre lo mejor del bote, estar todos los días en la pelea y no tener más que un día de descanso, se hace difícil. Una cosa es dar entrada poco a poco a jóvenes, pero he tenido chavales como Imanol Etxenike, que con 19 años se ha tragado toda la ACT. Una cosa es querer remar, pero hacerlo sábado y domingo es duro. Y mentalmente, en la calle vas oyendo 'ánimo chaval, que podéis', y ves que no llegas, y se acusa.

- El inicio liguero no fue malo.

- Del equipo titular de La Concha, seguían cuatro. En todas las quinielas al descenso estaba San Juan, y como colista en todas las regatas. Empezamos bien y los chavales se vinieron arriba. Agosto fue duro, se sumó alguna lesión... Teníamos diez debutantes en la ACT, y se les ha hecho larga. Ellos dicen que no por la ilusión que tenían, pero han acabado justos. Y aun así luchamos hasta el final. Igual viene bien dar un paso atrás para volver con más fuerza.

- Este equipo en la ARC-1 no estaría a 40 segundos de Lekittarra.

- No. Son menos regatas, lo que castiga menos. La ACT exige ir sábado y domingo a fuego. Teníamos chavales que pueden ser buenos remeros, pero pasar de ganar la ARC-2 a competir en la ACT hay un gran salto. Ese peaje lo hemos pagado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos