Remo

Iñaki Errasti: «El bronce del campeonato vasco es un premio, pero no una casualidad»

Iñaki Errasti, ayer por la tarde en Aginaga./MÓNICA RIVERO
Iñaki Errasti, ayer por la tarde en Aginaga. / MÓNICA RIVERO

El aginagarra afronta su primer curso al frente de la Antiguako Ama, que el martes dio la campanada con su medalla de bronce en el campeonato vasco tras Hondarribia y Bermeo

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

Tras ganar cuatro Ligas y dos Conchas y pasar por clubes como Orio, Astillero (2005 y 2006), Arkote (2007), Kaiku (2008-2013) y, de nuevo, Orio (2014-2017) -los dos últimos cursos como remero y entrenador de Orio B-, Iñaki Errasti (Aginaga, 1979) se estrena como bogador y técnico en la ACT de la mano de Ondarroa. El club vive su segunda campaña en la élite tras su sensacional debut en 2017.

- ¿Cómo valora el bronce vasco?

- El sábado en Getxo hicimos otra muy buena regata, pero como en el Campeonato de Euskadi cambió el tiempo y tuvimos cerca la bandera, se resalta más y le da más valor. Pero el último largo no lo hicimos bien, no acertamos. Aunque mejorar los ocho segundos que nos sacó Hondarribia habría sido muy difícil.

- ¿Cómo se vivió en el bote cuando veían la opción del título al ser líderes hasta la segunda ciaboga?

- En nuestra tanda ya notamos en el tercer largo que había más viento que en el primero. Por el pinganillo nos iban diciendo que íbamos dos segundos mejor, pero a los remeros les dije que en la segunda ciaboga necesitaríamos diez segundos para poder ganar. No me confundí mucho. Al final también bajó algo el aire en el tercer largo. Aunque fuimos terceros, los chavales no se quedaron con pena. Todo lo contrario.

- Un podio y además casi en casa...

- Sí, cerca, cerca...

- Aunque con la rivalidad entre Ondarroa y Lekeitio...

- (ríe). Sí, este año me estoy dando cuenta de esa rivalidad. Tampoco digo que sea algo malo, eh (ríe).

- ¿Cómo asumen esa medalla? ¿Un premio, una reivindicación...?

- Para nosotros es un premio. Tampoco es una casualidad, porque en la ACT estamos demostrando nivel para estar en la segunda tanda, donde Santurtzi, Cabo, Donostiarra o nosotros, si hacemos una buena regata, no necesitamos muchos cambios para meter el morro.

- En mar están haciendo muy buenas regatas: A Coruña, Getxo...

- Así es. En Donostia también lo hicimos bien. En Ondarroa no hay muchas ocasiones de entrenar en río. A Orio ya fuimos alguna vez, pero hemos metido muchas horas en mar y se ve que nos ha venido bien.

- ¿Quizá les falta un fin de semana con dos resultados redondos?

- Sí. En la mayoría ha coincidido que el sábado hacemos una buena regata y el domino no es tan completa. Hemos podido hacer dos buenos largos, pero después nos quedábamos atrás. Tenemos ganas de hacer dos regatas completas. Pero estoy contento. Solemos hacer tres o cuatro cambios y el equipo rinde.

«Cualquiera de la segunda tanda podemos meter el morro si hacemos buena regata»

«He logrado banderas que no me llenaban como ganar la segunda tanda con Ondarroa»

- El domingo en Santurtzi fueron últimos, ¿qué pasó?

- Si te digo la verdad, no he analizado mucho esa regata. Coincidieron varias cosas y no le he dado más importancia. A los remeros les dije que no le dieran vueltas. Sería en balde. Decidimos hacer borrón y cuenta nueva, y el martes nos pudimos ir contentos de Lekeitio.

- Con la permanencia asegurada, ¿piensan ya en La Concha?

- La clasificatoria es el día 30, aún falta y es el objetivo más importante, pero antes hay regatas bonitas como la de casa o la de Zarautz. Y para llegar lo mejor posible al día 30, será importante tener buenas sensaciones en las regatas previas. Nos queda un punto de mejora, y lo importante es que los remeros se den cuenta de que es posible hacer bien las cosas. A ver si acabamos bien.

- Tras dirigir dos años a Orio B, ¿cómo va su estreno en la ACT?

- Cada vez mé siento mejor, más seguro conmigo mismo y con el equipo. Estoy en mi salsa, me gusta el remo y los resultados acompañan, que es lo importante cuando asumes la responsabilidad. Si las cosas no salen, tienes muchos quebraderos de cabeza, pero este año estamos disfrutando y aprendiendo.

- Tras ganar la Liga o La Concha, nunca le ha faltado motivación en Orio B o ahora en Ondarroa.

- No, no, no. Es otra forma de ver el remo. Cada uno se impone sus metas y aspiraciones, e igual es más satisfactorio que ganar banderas. A mí me ha pasado estar ganando banderas y no llenarme o no disfrutar tanto. Ganar una segunda tanda en la ACT o la primera en la ARC-1, me ha podido dar más satisfacción. No todo es ganar banderas.

- Físicamente, no tiene 30 años...

- Pero no soy viejo, eh (interrumpe con una carcajada).

- Me refiero a que en la ACT la exigencia es mayor que en ARC.

- En las dos categorías empiezas a entrenar en noviembre, pero es verdad que en mi cabeza ya no entraba volver a la ACT. Cuando menos lo esperas surge la oportunidad y te ves con la ilusión de un niño. Con ilusión, el resto es más fácil. No hay que forzar las cosas. Aún tengo 39 años, y cuidándote y entrenando bien, aún daré un poco de guerra.

- Llegó a Ondarroa tras un estreno de ensueño en la ACT de la mano de Jon Iriondo. Con su baja y otras como Arrasate, Martínez, Lasarte..., ¿temía que el caramelo pudiera resultar envenenado?

- El listón estaba alto tras el gran año pasado. Más de uno me dijo que tenía poco que ganar y mucho que perder. Cuando di el sí no sabía cuántas bajas iba a haber. Luego fueron once, algunas muy importantes. Pero los que se quedaron lo hicieron muy comprometidos, y la gente que llamé, se incorporó con todas las ganas. El grupo humano y el gran ambiente es la clave de todo. Yo quería probarme como entrenador a este nivel, y ver ese compromiso me exigía aún más. Estoy muy a gusto pero, como les digo a los remeros, aún falta lo mejor. Y esperamos dar nuestro mejor nivel en agosto.

- Estando sólidos en la octava plaza de la ACT, ¿qué meta se fijan?

- Es difícil mejorar, porque los de delante nos llevan puntos y los de atrás también están algo lejos. Más que un puesto, buscamos disfrutar cada regata y pelear nuestra tanda. Hemos tenido tres regatas en cuatro días: en Getxo no ganamos por poco, en Santurtzi nos fue como fue, pero en Lekeitio disfutramos. Cuando en A Coruña fuimos terceros, no hicimos una de nuestras mejores regatas, pero cambiaron mucho las condiciones y el resultado fue bueno. Por eso relativicé tanto el resultado de Santurtzi.

 

Fotos

Vídeos