Remo Liga Eusko Label

La trainera de Hondarribia detiene la fiebre amarilla

La Ama Guadalupekoa navega directa hacia la victoria, con Donostiarra por detrás, aunque la gran rival de los verdes fue la San Nikolas de Orio./ROBERTO RUIZ
La Ama Guadalupekoa navega directa hacia la victoria, con Donostiarra por detrás, aunque la gran rival de los verdes fue la San Nikolas de Orio. / ROBERTO RUIZ

Zierbena, Santurtzi y Donostiarra superan a Urdaibai, que se aleja ya a doce unidades en la clasificación general Bate por dos segundos a Orio, que apretó hasta el final y sale de Santander un punto más líder

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

La trainera GO fit-Hondarribia detuvo la fiebre amarilla con una convincente victoria en Santander. Lo hizo tras un puntazo de regata en la que confirmó que está un punto más cerca de Orio-Babyauto. Aún es pronto para determinar quién está por delante en el agua, pero en la clasificación es evidente que los verdes viajaron a Santander a seis puntos de los amarillos y ahora están a cinco. «Nuestra liga empezaba hoy», dijo su proel, Gonzalo Carrión. «Estamos a cinco puntos y el objetivo sigue estando ahí. Si Orio estaba un paso por delante, ahora estamos medio paso más cerca».

La San Nikolas no cedió en la bahía santanderina. Ahí están sus ventajas sobre el resto: seis segundos a Zierbena, doce a Santurtzi y diecinueve a Donostiarra y Urdaibai. Ha sido por tanto Hondarribia la que ha dado el estirón esta semana, si es que no lo dio el pasado domingo en Zierbena, donde no quedaron satisfechos con la longitud de su calle. Ayer, el campo de regateo fue 52 metros más corto.

Con Orio y Hondarribia en las calles centrales, Zierbena en la uno y Donostiarra en la cuatro -en principio, la menos deseada aunque la corriente ayudaba en los largos pares-, los patroneados por Ioseba Amunarriz mandaron de principio a fin, pero nunca con más de cuatro segundos de ventaja. La larga remada de la Ama Guadalupekoa -sorprendió ver a Julen Castrillón de ankeko de estribor, con Alex Udabe a su lado- fue replicada por los amarillos, que cumplieron con la idea que les trata de inculcar Jon Salsamendi: ganar banderas está muy bien, pero para aspirar a la corona es más importante la regularidad, que es lo que les da un sólido liderato. Dos triunfos y un segundo puesto.

San Pedro ocupa la última plaza tras un gran segundo largo y ceder en los dos últimos

Mente fría en Donostiarra

En el primer largo, Donostiarra se estrelló en la calle cuatro, pero supo darle la vuelta. Algo elogiable. Hondarribia pudo romper la regata en el segundo, cuando al salir de la ciaboga abrió tres segundos sobre aguiluchos y galipos. Si no lo hizo fue mérito de Orio. «¡Aquí está la regata!», espoleó Gorka Aranberri a los suyos, que reaccionaron con una gran segunda maniobra. Zierbena ya no contaba. Tampoco Donostiarra, que parecía perdida cuando estaba en tiempos de Santurtzi y Urdaibai. La tripulación de la Torrekua II mantuvo la mente fría.

En el tercer largo, Hondarribia siguió percutiendo, pero seguía en el punto de mira de Orio. «Nos llevan menos diferencia que en la primera ciaboba», gritó Aranberri. Tres segundos. Nada con todo un largo por delante. Y mucho al mismo tiempo cuando quien va por delante es una embarcación que es una oda a la fiabilidad. A unos 800 metros de la meta, Orio tocó a rebato. Ya a 39 paladas, recortó un segundo. Se puso a dos. Por un momento, el GPS le situó a uno. Pero la Ama Guadalupekoa guardaba un 'puntito' que exprimió en la txanpa final para estrenar su casillero de la temporada sin tener que recurrir a la foto-finish.

Zierbena se hizo con una holgada tercera posición, con un margen sobre Donostiarra por el que se coló Santurtzi. La Sotera, de paso, sacó a la Bantxa de la tanda de honor. Ambos equipos tienen tres puntos sobre Urdaibai, que no termina de carburar. Nadie duda de que lo puede hacer en cualquier momento, como hoy mismo en Lekeitio, pero la Bou Bizkaia no tuvo capacidad de respuesta cuando los patroneados por Juan Mari Lujanbio se les fueron en el tercer largo, haciendo buena una calle que en ese tramo no lo era.

Con su dominio, las dos traineras vizcaínas evidenciaron el salto que hay entre las seis primeras y las seis siguientes. Ondarroa y Kaiku estuvieron lejos de poder entrar al combate. Su pelea es otra. Con Cabo, en su deseo de colarse en la segunda tanda. Los gallegos están demostrando estar por encima de Lekittarra, San Pedro y Astillero en el inicio del verano.

Astillero resurge en casa

Tras ser farolillo rojo el primer fin de semana, Astillero emergió ante su afición con una décima plaza que les permite dar caza a San Pedro en la clasificación. La Libia tuvo dos caras. Una buena, y la otra mala tirando a malísima. Lekittarra les remontó tres segundos en el tercer largo y seis en el último, cuando los morados cayeron en la precipitación y remaron más con el corazón, que para entonces ya estaba pasado de vueltas.

Más