Remo

Donostiarra sigue invicto e Hibaika retoma su dominio en bateles

Los clubes de Gipuzkoa se traen cinco medallas del Open de Primavera de banco móvil disputado en Banyoles

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA SAN SEBASTIÁN.

El batel masculino de Donostiarra y el femenino de Hibaika vencieron ayer en la décima jornada de la Liga Guipuzcoana de bateles. Los donostiarras, invictos, aventajaron en 4.54 segundos a Zarautz y 23 a San Juan. Las errenteriarras, por su parte, se desquitaron de su derrota la víspera en Zumaia y superaron en 6.39 a San Juan y 16 a Donostia Arraun Lagunak. En las categorías inferiores, Orio, San Juan y Zumaia lograron sendos dobletes. El banco fijo volverá a tener una cita con las traineras el próximo sábado en el test de San Pedro y al día siguiente se disputará la última jornada de la liga de bateles antes de que llegue el campeonato de Gipuzkoa (6-7 de abril).

Por su parte, cuatro medallas de plata y una de bronce ha sido el botín logrado por los clubes guipuzcoanos en el Open de Primavera de banco móvil disputado en Banyoles. Dos de los subcampeonatos llegaron en el doble sin sénior. El vizcaíno Jon Carazo (Orio) y el andaluz Ismael Montes (Labradores) fueron plata con 6:40.75, a 11.94 segundos de Jaime Canalejo y Javier García (CN Sevilla). Aitzpea Gonzalez (Santiagotarrak) y Nuria Puig (Amposta) finalizaron a 15 segundos de Virginia Díaz (Raspas) y Aina Cid (Amposta). Por su parte, el joven Ibai Camarero (Hondarribia) fue sexto en la final B de skiff ligero.

En juveniles, Koxme Burutaran (Ur Kirolak) fue segundo en skiff y en dos sin Unai Etxepare y Beñat Alkain (Hondarribia) se quedaron a solo 62 centésimas del triunfo. Hondarribia fue el único club con doble presencia en la final, con Aitor Arburua y Xabier Herrador, quintos. Sus compañeras Jone Amunarriz e Irati Camarero se colgaron el bronce en dos sin.