Cañonazo de Arraun Lagunak para festejar su día más grande

La Lugañene de GU-Arraun festeja su victoria ayer, que supone la primera derrota de San Juan. /  ACT
La Lugañene de GU-Arraun festeja su victoria ayer, que supone la primera derrota de San Juan. / ACT

La Lugañene da la gran sorpresa en Ondarroa al remontar al final por 17 centésimas a Orio y suma su primera bandera en la historia liguera

O.O.G. SAN SEBASTIÁN.

Tres cuartos de hora antes del cañonazo que abrió la Semana Grande donostiarra, GU-Arraun protagonizó en Ondarroa el gran txupinazo de la temporada. El petardazo fue de San Juan-Iberdrola, que por primera vez este verano hincó la rodilla tras diez victorias seguidas en la Liga Euskotren y no fallar tampoco en los campeonatos de Gipuzkoa y Euskadi.

El transcurso de la campaña apuntaba a que si las bateleras sufrían alguna derrota, lo harían a manos de Orio-Babyauto, ancladas siempre en la segunda plaza. Las 'aguiluchas' acariciaron ayer la Bandera de Ondarroa hasta que en el largo de vuelta la Lugañene hizo su propia versión del abordaje pirata de las fiestas de Donostia para arrebatar el botín a las oriotarras. Apenas 17 segundos separaron el jolgorio festivo de la rabia al otro lado de la valla.

Pocos -probablemente nadie- habría apostado por la primera victoria en la Liga Euskotren de las pupilas de Patxi Olabe y Ekain Iriarte tal y como comenzó la regata. Parecía un calco de las vistas a lo largo del estío: San Juan tomó un segundo de renta sobre Orio tras la txanpa inicial, en la que Hondarribia volvió a mostrar su proa a las donostiarras. Pronto la regata se abrió en dos: rosas y amarillas por delante, y verdes y blanquiazules por detrás.

A los cuatro minutos, San Juan mantenía su renta sobre Orio, con Arraun a siete y Hondarribia a ocho. Los focos alumbraban a la Batelerak y la Txiki, que se emparejaron a menos de un minuto de la ciboga. Viraron a la par, con la Lugañene a seis segundos y la Ama Guadalupekoa a diez. ¿Quién seguiría porfiando un euro por las donostiarras?

Sin embargo, pronto empezó a crecer la cotización de GU-Arraun. Pese a la gran puesta en escena oriotarra en el segundo largo, en el que nada más virar las de Xanti Zabaleta abrieron una trainera sobre las de Anartz Gereño, la Lugañene se fue algo a babor, arrimándose a las rosas y empopando cuanto pudo. A dos minutos del final, se plantó a un segundo de Orio que enjugó en menos de 200 metros. «Es una pena volver a ser segundas», lamentó Itziar Olasagasti (Orio). «No sabíamos si íbamos por delante o por detrás, y la alegría ha sido enorme», replicó Amaia Sexmilo (Arraun).

Las ganadoras fueron Jone Urbieta, Eztizen Duque, Amaia Sexmilo, Xubane Arantza Uribarrena, Nerea Irastorza, Marcia Rosalía Larrea (babor); Sarai Caamaño, Nagore Claramunt, Ainhoa Egiazabal, Naiara Martín, Aida Carro, Nerea Chocarro (estribor); Maialen Muguruza de proel y Andrea Astudillo de patrona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos