Remo

Las 'Batelerak' de San Juan siguen imparables

La trainera de San Juan. /
La trainera de San Juan.

Se hacen con la victoria en el campeonato de Euskadi por delante de Orio y Hondarribia

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

San Juan está viviendo un lustro de ensueño. Pero su vida en rosa ha tenido algún borrón. Aislado, pero borrón. Alguna regata en casa y algún campeonato de Gipuzkoa y Euskadi. En el autonómico acostumbra a errar en los años impares. En 2015, porque la calle cuatro de Lekeitio fue una condena. En 2017, porque la última ola premió a Hibaika y frustró a las bateleras. «Teníamos esa espina clavada», reconoció su patrona, Nerea Pérez, sonteniendo una txapela que ya se caló en 2016. El club sanjuandarra, que logró un tercer título en 2014 con Inder Paredes en la popa, iguala en el palmarés a Getaria-Tolosa (2009, 2011 y 2012).

Los platos rotos de aquel subcampeonato hace doce meses no los pagó Hibaika, ausente este martes, sino Orio, plata como en 2015. Deusto y Lea Artibai completaron la tanda sin opción al podio que completó Hondarribia, que ganó la primera serie.

Sanjuandarras y oriotarras no libraron la versión más vistosa de su habitual duelo, pero tuvo su chispa. Más de la esperada cuando San Juan asomó pronto su proa por la calle uno. A razón de un segundo por minuto, la Batelerak logró cinco de renta en el cuarto minuto. Pero la Txiki no se entregó por la calle tres. Tras la ciaboga, se acomodó como un guante a la mar y llegó a acercarse a tres segundos a falta de 750 metros. Hubo quien pensó en un desenlace a cara o cruz.

Pero al fantasma de la derrota rosa no le dio tiempo de acicalarse la sábana. Las bateleras lo desnudaron de un plumazo: cuatro segundos, que se mantuvieron hasta a 500 metros del final sin elevar su cadencia de 35-36 paladas. Orio tiró de la lógica que parecía exigir la dirección de la ola hacia la calle uno. Ahí enfiló a estribor Nadeth Agirre su bote, pero en su diagonal le comenzaron a llover segundos a las dirigidas por Xanti Zabaleta, que ya no pudieron apretar el cronómetro.

Las sanjuandarras mantienen su idilio triunfal este verano. Ayer ganaron pese a no contar con ninguna de sus ankekos habituales, Sarai Lizaso -por motivos laborales- y Ane Pescador. Anartz Gereño hizo las mínimas modificaciones para sacar una tripulación sin reservas: Josune Ugarte, Irene Arbeo, María Mendizabal, Ane Arbillaga, Alazne Egiazabal, Ane Hernández (babor): Laura Goldaracena, Oihana Cereijo, Ioana Alijostes, Onintza Olaizola, Andrea Oubiña, Vicky Piñeiro (estribor), Irati Larrañaga de proel y Nerea Pérez en la popa. «Hecho una regata muy completa», subrayó la patrona tolosarra.

Hondarribia, en la primera

En la primera, Hondarribia pudo con Donostiarra, en un enfrentamiento de interés con miras al posible playoff de la Liga Euskotren, dentro de mes y medio. Las de Iker Cortés fueron cinco segundos mejores en cada largo y se hicieron con el bronce por delante de las de Iñaki Mendizabal. Poco faltó para que las cinco traineras guipuzcoanas coparan la clasificación, pero Tolosaldea tomó por estribor la ciaboga y acabó tras Deusto, a la que remontó dos segundos tras el varapalo moral

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos