Bandera de La Concha

El entrenador de Urdaibai: «No puede ser, es otro atropello más»

Las tres traineras vizcaínas en la segunda tanda de este primer domingo de regatas en la Bandera de La Concha. /Arizmendi
Las tres traineras vizcaínas en la segunda tanda de este primer domingo de regatas en la Bandera de La Concha. / Arizmendi

Joseba Fernández, entrenador de Urdaibai, no da crédito a la decisión tomada por los jueces tras el choque de palas con Zierbena

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL

La rampa del Aquarium acogió ayer momentos de tensión. Cruces de declaraciones. Discusiones entre aficionados. Lágrimas y momentos de rabia. El primer domingo de la Bandera de La Concha transcurría con normalidad, los protagonistas paseaban con sus traineras al hombro hacia la zona de pesaje hasta que se desató la polémica. Y es que el toque de palas entre Zierbena y Urdaibai cambió el panorama en la zona del muelle.

Beñat Eizagirre, el remero pasaitarra de la embarcación bermeana, atendía a los medios mientras los jueces debatían cómo solucionar el entuerto que se había generado. Él lo tenía claro y apuntaba que «nosotros estábamos volviendo y nos estaban diciendo que íbamos por nuestra calle. De repente hemos visto que Zierbena venía a por nosotros, hemos escuchado como decían: 'vamos a por ellos, pégales'. Lo han hecho queriendo, ha sido muy claro que han venido a por nosotros».

Pero lo que había pasado no estaba tan claro. De hecho, Borja Gómez, patrón de Zierbena, iba a decir pocos segundos después todo lo contrario. Beñat Eizagirre pasó detrás suyo y le dijo «no mientas, no mientas», pero Gómez mantuvo su discurso.

El patrón nacido en Pedreña lo primero que hizo fue recordar que «en 2005 me quitaron una Concha por lo mismo». Para luego mantener su discurso diciendo que «nosotros estábamos volviendo por nuestra calle y yo iba jugando con las olas cuando Urdaibai ha variado y nos ha tocado. Ellos estaban fuera de su calle, así que no puede haber ninguna duda de lo que ha pasado».

A Borja Gómez se le han puesto sobre la mesa las palabras de Eizagirre, que acababa de acusar a Zierbena de una maniobra premeditada. «Que ellos digan lo que quieran porque yo tengo la conciencia muy tranquila. Yo no he hecho nada de manera intencionada y han sido ellos los que se nos han echado encima».

Esto sucedía sin conocerse la decisión final de los jueces. Sin que nadie supiera que Urdaibai iba a ser relegada a la última posición y que se le iba a otorgar un tiempo de quince segundos más que el del último clasificado.

El patrón del bote vizcaíno, Eneko Bilbao, no había querido hablar con nadie cuando bajó de la trainera. Estaba enfadado por lo sucedido. Cuando se confirmó la sanción, su estado anímico fue a peor. Sentado junto a sus compañeros en la pequeña carpa de Urdaibai, pedía a gritos que todo el mundo le dejara en paz. No quería saber nada de nadie, quería estar solo en el lugar más concurrido de la capital guipuzcoana.

«El reglamento es obsoleto»

En la zona de prensa, en los jardines de Alderdi Eder, el entrenador de Urdaibai, Joseba Fernández, se mostraba indignado por la resolución de los jueces. «Esto no puede ser, es otro atropello más. Hay un juez que va en el catamarán, que se tenía que haber metido entre las dos traineras, es su trabajo, y no ha hecho nada. No se puede estar en el agua pasando la mañana y luego tomar las decisiones por la tele. En esta regata no hay personal a la altura para juzgar un reglamento que es obsoleto y que no vale para el deporte de las traineras. Siempre igual en esta regata, siempre igual. ¿Para qué vamos a venir la semana que viene?».

El sanjuandarra añadió que «todos cometemos fallos, pero nosotros los pagamos muy caros. Todo el mundo en el remo estamos evolucionando, en la ACT esto serían tres segundos... ¿por qué La Concha no evoluciona?».

Y también lanzó una dura acusación a Borja Gómez. «Cuando ha pasado lo que ha pasado, el patrón de Zierbena se ha burlado de mis remeros agarrándose los huevos». El oleaje, ayer, no estuvo sobre el mar.

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos