Bandera de La Concha

La trainera donostiarra está en la mejor situación en 18 años

La Bantxa de Donostiarra, en la primera jornada. /JOSÉ MARI LÓPEZ
La Bantxa de Donostiarra, en la primera jornada. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Los 32.98 segundos de desventaja de la Bantxa es la menor del bote anfitrión desde 2000, cuando Donostia Arraun afrontó la segunda regata siendo sexta a 27.69

O.O.G. SAN SEBASTIÁN.

Poco a poco, el remo donostiarra se ha ido despojando de complejos en los últimos años. Con GU-Arraun en la cuarta plaza y, por tanto, en la tanda de honor de la regata femenina, y las dos traineras de Donostiarra en la sexta posición, las tripulaciones locales viven la mejor edición de la Bandera de La Concha de este siglo.

De hecho, la Bantxa afrontará mañana la segunda jornada a 32.98 segundos de la bandera, que es la menor desventaja de una trainera de la ciudad desde el año 2000, cuando la Lugañene de Donostia-Arraun Lagunak acabó el primer domingo a 27.69 del mejor tiempo del día, establecido por la Kanpa de Orio, que una semana después se llevaría la bandera.

En aquella última edición del siglo XX, los patroneados por Asier López realizaron el octavo tiempo en la ciaboga (10:52), a 18 segundos de los aguiluchos, con los que compartieron la primera tanda junto a Hondarribia y Astillero. Sin embargo, a la vuelta, los donostiarras remontaron a la San José y también superaron a Donibaneko, que ocupó la última plaza en la otra tanda. Siete días después, Arraun no pudo evitar caer al octavo puesto.

Desde entonces, Arraun (2002, 2006 y 2007) y Ur Kirolak (2003 y 2004) representaron a la ciudad hasta el nacimiento de Donostiarra en 2008. Unas y otras cerraron siempre la clasificación de la primera jornada, salvo en dos ocasiones. La primera, por motivos obvios, dado que en 2005 no hubo un bote anfitrión en la bahía; y la segunda, en 2011, cuando el temporal de viento y mar que se levantó tras la primera tanda, dejó sin opciones a las embarcaciones de la segunda. La Torrekua I, que acabó la primera serie tras Urdaibai, Kaiku y Pedreña, bogaría una semana después en la tanda de honor.

Progresión evidente

La trayectoria al alza de Donostiarra hasta lograr el ascenso a la ACT al término de la pasada temporada se refleja también en sus registros. Durante este siglo, las tripulaciones donostiarras siempre acabaron la primera jornada a más de un minuto de la primera clasificada hasta 2016. Aquel equipo que de la mano de Joserra Mendizabal disputaría el playoff de ascenso, finalizó a 58.42 segundos de Bermeo. El año pasado, su desventaja fue de 38.96 con respecto a la Bou Bizkaia -a ocho segundos del sexto puesto de Tirán y a uno de San Juan-.

Mañana, los de Igor Makazaga saldrán sextos a 32.98, con segundo y medio de ventaja sobre San Pedro y Bermeo, gracias a la sanción sobre los bermeotarras.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos