Correr a las seis y media no es sano

Gabi Larrinaga
GABI LARRINAGA

Salir a correr a las seis y media de la mañana no sé si puede ser bueno. Muy cuerdos no debemos de estar. Pero no por el hecho de hacer deporte, sino por los temas de conversación que van surgiendo entre el pequeño grupo de 'runners' que nos juntamos. Esta semana hablamos de la figura de los entrenadores en cualquier colectivo, y aquí estoy tecleando sobre ello.

Conversamos sobre el rol que en su momento desempeñaron técnicos como Guardiola en el Barcelona, Luis Aragonés en el Atlético de Madrid o Vicente del Bosque en el Real Madrid o la selección española. Su labor trascendía más allá del césped. El exazulgrana fue la enseña del catalanismo. El sabio de Hortaleza lo fue todo en el club colchonero y el exseleccionador no sería el mejor entrenador del mundo pero fue campeón y se ganó el respeto del fútbol sin alzar la voz.

Pero con La Concha en juego, me sale hablar de Mikel Orbañanos y Jon Salsamendi. Los cito en orden a su opción de victoria hoy. Aunque la diferencia en la femenina es parecida, veo esta más decantada hacia Orio que la masculina hacia Hondarribia, aunque la bandera esté verdosa.

A lo que iba. Orbañanos y Salsamendi tienen caracteres muy diferentes. Pero ambos se han convertido en el icono de sus clubes, al entender sus filosofías y el entorno. Mikel es un caso no habitual en el deporte, pues va a hacer 18 años que llegó a Hondarribia. Habla poco, dice mucho y ha encajado con una directiva similar y con el pueblo, que le quiere. Salsamendi es todo lo contrario. De verbo fácil, comunica y en su segunda etapa ha aglutinado las fuerzas vivas de Orio.

Un técnico no es solo acertar con las medidas del bote. Es mucho más. Lo representan Mikel y Jon, dos entrenadores de bandera.