¿Tabaco de marca blanca?

El Gobierno británico se plantea prohíbir la exhibición de logotipos para hacer menos atractivas las cajetillas

AGENCIASMADRID
Las cajetillas en Reino Unido podrían dejar de tener ese aspecto. / Efe/
Las cajetillas en Reino Unido podrían dejar de tener ese aspecto. / Efe

El Gobierno británico anunció hoy la apertura de un periodo de consultas para determinar si hay consenso para prohibir la exhibición de marcas en los paquetes de tabaco, en un intento de disuadir a la población de fumar. En una intervención en la Cámara de los Comunes, la secretaria de Estado de Salud Pública, Jane Ellison, dijo a los diputados que un informe oficial indica que hacer menos atractivos los paquetes de cigarrillos puede reducir el consumo.

El Gobierno británico encargó un informe al médico Cyril Chantler, que señaló que, aunque no hay pruebas concluyentes, todo indica que la eliminación de eslóganes de las cajetillas, como se hace en países como Australia, contribuye a una reducción "modesta pero importante" del hábito. El ejecutivo británico se propone impulsar una ley tras este "corto" periodo de consulta entre las partes interesadas, mientras que la oposición laborista, que apoya la medida, lo acusa de retrasar la normativa.

Algunos diputados conservadores expresaron hoy su oposición a la iniciativa al considerar que muestra una actitud paternalista hacia los ciudadanos y restringe sus libertades. Pero Ellison subrayó que, si se consiguiera reducir en un 2 % la proporción de niños británicos fumadores, sería un éxito.

Se calcula que 200.000 adolescentes de entre 11 y 15 años empiezan a fumar cada año en el Reino Unido, 600 al día. El informe Chantler "afirma que, si se introdujeran los paquetes estandarizados (sin diseños), muy probablemente tendrían un impacto positivo en la salud pública y habría beneficios también en la salud de los niños", afirmó Ellison.

La Asociación Médica Británica elogió la medida e instó al Gobierno a introducirla "a la primera oportunidad" que se presente. Sobre las acusaciones de los laboristas de que los conservadores están retrasando la legislación por presiones de la compañías tabaqueras, la secretaria de Estado dijo que la intención del Gobierno es que la normativa final sea "fuerte" y refleje una línea consensuada