Contra sustituye a Luis García en el Getafe

El técnico madrileño fue destituido tras doce partidos sin ganar y deja a los azulones a un punto del descenso

I. TYLKOMADRID
Luis García, en la zona técnica. / Julio Muñoz (Efe)/
Luis García, en la zona técnica. / Julio Muñoz (Efe)

El técnico madrileño Luis García Plaza ya es historia en el banquillo del Getafe, ya que este lunes fue destituido después de una pésima trayectoria de doce partidos sin ganar que han dejado al equipo azulón en una situación límite, con la zona de descenso a un solo punto. El presidente Ángel Torres, y el director deportivo, Toni Muñoz, llevaban varias semanas meditando tomar esta decisión y se convencieron definitivamente de la necesidad de un cambio en el timonel después de la derrota del sábado ante el Betis (2-0), en el Benito Villamarín.

Su sustituto es el rumano Cosmin Contra, que firmará por lo que queda de temporada y dos más, y será presentado este martes, a las 11.30 horas. El exlateral derecho internacional dirigía al Petrolul Ploiesti, de la primera división de su país, pero tenía incluida en su contrato una cláusula que le permitió romper el vínculo y salir sin problemas para comenzar su primera aventura como entrenador en el fútbol español.

Contra conoce bien la Liga, militó en el Getafe entre 2005 y 2010 y posee un fuerte carácter que puede servir de estímulo para unos jugadores sin alma en los últimos partidos y acostumbrada a la derrota tras 100 días incapaz de vencer. El rumano ha ganado en la carrera a otros candidatos como Víctor Fernández, Abel Resino, José Francisco Molina, técnico del filial getafense, y Veljko Paunovic, amigo personal de Toni Muñoz. También sonó Quique Sánchez Flores, pero su precio de mercado es prohibitivo para los getafenses.

«Luis García ha sido un gran profesional y una persona maravillosa hasta el último minuto que ha estado con nosotros, pero los resultados mandan en el fútbol y hemos entendido que había que tomar una decisión importante», destacó a la hora de la despedida Toni Muñoz, encargado de dar la cara ante los medios de comunicación y el propio entrenador en ausencia del presidente.

El quinto que cae

Luis García lamentó no haber cumplido un ciclo de tres años en el que estuvo incluso cerca de conducir al Getafe a Europa, y sólo tuvo palabras de «agradecimiento» hasta para «el jardinero y la lavandera» del club. «Deseo de todo corazón que el Getafe cumpla los objetivos y siga otro año más en Primera. Nos hemos dejado la vida trabajando en el seno de una familia muy cercana en la que nos hemos sentido muy integrados», expuso el que fuera antes preparador del Villajoyosa, Villarreal B, Elche, Benidorm y Levante.

«Se cierra una puerta pero se abrirá otra. Me marcho con la cabeza alta y la conciencia muy tranquila. Si no han llegado los resultados este año no ha sido por falta de esfuerzo y dedicación. Las noches sin dormir han sido muy largas», remarcó el ya exentrenador azulón.

Tras consumarse su destitución, Luis García se convierte en el quinto técnico que caer este curso en la máxima categoría, una cifra inferior a la de anteriores campañas. Hay más paciencia de los dirigentes y, sobre todo, menos dinero para liquidar los finiquitos. Antes tuvieron que dejar sus cargos José Luis Mendilibar (Osasuna), Miroslav Djukic (Valencia) y Pepe Mel y Juan Carlos Garrido en el Betis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos