Obama y Hollande discuten por teléfono el espionaje de la NSA

La Casa Blanca insiste en que el de París es un Gobierno "amigo" con el que colabora en un amplio abanico de asuntos

REUTERS PARÍS
El presidente francés, François Hollande. / Efe/
El presidente francés, François Hollande. / Efe

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo anoche una conversación telefónica con su homólogo francés, François Hollande, para discutir el supuesto espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) norteamericana a ciudadanos galos, revelado por el periódico 'Le Monde'. La Casa Blanca subrayado en un comunicado que Francia y Estados Unidos son "amigos" y "aliados" y, como tal, mantienen una "estrecha relación de trabajo en un amplio abanico de asuntos, incluidas cuestiones de seguridad e Inteligencia".

Por este motivo, Hollande y Obama analizaron las "recientes revelaciones" sobre el presunto espionaje de la NSA. Algunas de estas informaciones "distorsionan" las actividades de los servicios de vigilancia, según la Presidencia norteamericana, que no obstante también ha admitido que otras pueden plantear "dudas legítimas". Obama "ha dejado claro que Estados Unidos ha comenzado a revisar la forma de recopilación de información, para lograr un equilibrio apropiado entre las preocupaciones legítimas sobre la seguridad de nuestros ciudadanos y aliados y el respeto a la privacidad", apunta la Casa Blanca.

Ambos mandatarios acordaron seguir analizando estos asuntos próximamente mediante los "canales diplomáticos" habituales. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ya se había ofrecido anteriormente a dar explicaciones al ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius. Al margen de la polémica del supuesto espionaje de la NSA, Hollande y Obama también han analizado la "violencia en Siria". En este sentido, insistieron en la necesidad de lograr una "solución política" al conflicto, iniciado hace más de dos años y medio y en el que han perdido la vida más de 100.000 personas, según datos de la ONU.