El cazador cazado

Un piloto de las Fuerzas Aéreas de EE UU encargado de desmentir la existencia de ovnis asegura más de medio siglo después haber sido testigo de dos de ellos

CRISTINA L. ÉBOLI
Richard French en su época de piloto. / Foto: Archivo/
Richard French en su época de piloto. / Foto: Archivo

El ejército de Estados Unidos le encargó en la década de los 50 la tarea de desmentir los numerosos avistamientos de supuestas naves extraterrestres que por entonces se hacían públicos. Sin embargo, el teniente coronel Richard French ha acabado por convertirse en uno de los máximos defensores del fenómeno ovni.

Como miembro del Proyecto Libro Azul, que se desarrolló entre 1952 y 1969, French investigó y desbarató cientos de supuestos casos de ovnis. Él y sus compañeros estudiaron más de 12.000 avistamientos, de los cuales concluyeron que la inmensa mayoría se debía a fenómenos naturales o fraudes. Pero un 6% de ellos quedaron catalogados con un no se ha hallado explicación. Y entre estos al menos uno, afirma ahora el teniente coronel, fue cierto.

El exmilitar se confesó la semana pasada al 'Huffington Post. Según asegura el periodista Lee Speigel, French acudió a un aviso en Canadá a principios de las década de los 50. Allí, junto a muchas otras personas, observó atónito dos naves circulares que flotaban bajó el agua de un lago y a cuyo alrededor se encontraban dos extraños seres de apenas un metro de altura. La parte superior de la cabeza era mucho más amplia que la línea de la mandíbula, los ojos eran muy inclinados y no se podían ver pupilas en ellos. Parecían alienígenas salidos de una película", describió. Poco después ambas naves emergieron y desaparecieron a una velocidad creciente. Según explicó en el 'Huffington Post, la sensación que tuvo es que aquellos dos extraños seres estaban reparando sus ovnis. Sin embargo su deber con respecto al Proyecto Libro Azul le impidió entonces decir lo que vio. "No hay duda en mi mente de que eran exactamente lo que eran, y mi deber fue desacreditar la historia, así que hice todo lo posible para hacerlo", justificó.

No es la primera vez que el teniente coronel habla de vida extraterrestre. De hecho ya denunció que en Roswell (Arizona), en la conocida como Área 51, se produjeron dos accidentes de ovnis y no uno. El primero de ellos, además, habría sido derribado por la Fuerza Aérea.

Otros casos

A lo largo del más de medio siglo transcurrido nadie ha corroborado la narración de French, quien ahora tiene 83 años. Sí es cierto en cambio que otros compañeros de las Fuerzas Aéreas así como astronautas han confesado una vez retirados haber contemplado ovnis con sus propios ojos. Es el caso del coronel Gordon Cooper, quien en la década de los 60 batió el récord establecido hasta ese momento al permanecer 34 horas seguidas en órbita. Hasta su muerte, acaecida en 2004, sostuvo haber tenido varios encuentros con ovnis. Si tuviera libertad para contar lo que he visto en el espacio, el mundo quedaría estupefacto, afirmó a su vez el cosmonauta Gregory Grechko quien participó en varias misiones Soyuz.