Los camaleones no se camuflan, ¡se exhiben!

Devi Stuart-Fox, científica especializada en el papel del color en la comunicación animal, recibe una Beca Especial en los premios 'For Women in Science'

ISAAC ASENJOMADRID
Camaleón, en una imagen de "Life", una serie documental de la BBC/
Camaleón, en una imagen de "Life", una serie documental de la BBC

Todo el mundo conoce la extraordinaria habilidad de los camaleones para cambiar de color en apenas unos segundos. Uno de los primeros en sentirse atraído por estos animales fue Aristóteles, quien decidió incluirlos en sus tratados de zoología hace más de 2.300 años.

Pero, ¿cómo y por qué desarrollaron los camaleones esta capacidad? Devi Stuart-Fox, de la Universidad de Melbourne, en Australia, y galardonada por el programa internacional L'Oréal-UNESCO 'For Women in Science' hace diez años se hizo esa pregunta para llevar a cabo un minucioso estudio y llegar a una conclusión: Los camaleones inicialmente usaron el cambio de color para hacerse notar en vez de, tal como se cree popularmente, pasar desapercibidos. Gracias a esto pueden comunicarse entre sí. De hecho, la complejidad del patrón de color que producen impulsan una selección sexual y no natural. Una década después, la científica acaba de recibir una Beca Especial 'tras los pasos de Marie Curie'. Esta biólogo evolucionista espera que su trabajo pueda algún día ayudar a aclarar cómo el cerebro procesa la información proveniente de los sentidos.

Ella es una de las premiadas en los prestigiosos premios L'Oréal-UNESCO 'For Women in Science' en la que 5 científicas fueron galardonadas durante una ceremonia que tuvo lugar en París. Este programa reconoce la contribución que realizan las mujeres al mundo de la ciencia desde el año 1998. Solo representan un 12% de los puestos de toma de decisiones realivas a la ciencia en las universidades y el sector privado, y menos del 30% de los físicos e ingenieros en las economías mundiales basadas en el conocimiento son mujeres.

En esta 15ª edición, un jurado internacional independiente presidido por el profesor Ahmed Zewail, premio Nobel de Química en 1999, y Linus Pauling, catedrático de Química y Profesor de Física en el California Institute of Technology, ha seleccionado a cinco investigadoras, una por continente. Estas científicas, que recibieron 100.000 dólares como reconocimiento a sus logros, han realizado importantes investigaciones dentro de las Ciencias Físicas, que van desde una mejor comprensión del cambio climático al avance en la investigación sobre enfermedades neurodegenerativas.

La profesora de Física en la Universidad de Nigeria y representante de África y los estados Árabes, Francisca Nneka Okeke, ha recibido el galardón por su significativa contribución en la compresión de las variaciones diarias de las corrientes iónicas en la atmósfera superior, un logro que que ayudará a profundizar en el conocimiento del cambio climático. El descubrimiento de la diferencia entre las moléculas quirales, un hallazgo con amplias aplicaciones en el campo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, ha convertido a Reiko Kuroda, profesora del Instituto de Investigación para la Ciencia y la Tecnología en la Universidad Científica de Tokio, en otra de las premiadas.

Pratibha Gai, profesora y catedrática de Microscopia Electrónica en la Universidad de York (Reino Unido), ha recibido uno de los cinco galardones gracias a su trabajo en la modificación de su microscopio electrónico para observar las reacciones químicas que se producen en los átomos de la superficie de catalizadores. Un descubrimiento con aplicaciones en el desarrollo de nuevos medicamentos y también de fuentes de energía.

Dos campos a los que también contribuye Deborah Jin, la cuarta de la científicas premiadas, y la primera en enfriar las moléculas hasta lograr observar reacciones químicas al ralentí, lo que podría mejorar el conocimiento de los procesos moleculares. Por último, Marcia Barbosa, profesora y directora del Instituto de Física de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, Porto Alegre (Brasil), cuyo descubrimiento de una anomalía en el agua, un hallazgo que podría conllevar una mejor comprensión de cómo ocurren los seísmos y de cómo se repliegan las proteínas, le ha valido el galardón 'For Women in Science'.

Fotos

Vídeos