Contador también gana en el Mirador del Sol

Es segundo en la general, a 46 segundos de Leipheimer, que tiene la carrera ganada

BENITO URRABURU
Contador, en la etapa de hoy. / L.Barbosa (EFE)/
Contador, en la etapa de hoy. / L.Barbosa (EFE)

Alberto Contador no desaprovechó la segunda llegada en alto que tenía la Vuelta a San Luis, en el Mirador del Sol, que resultó mucho más selectiva que la del Mirador del Potrero. En los casi nueve kilómetros de ascensión, después del trabajo realizado por el equipo Omega, Contador intentó dejar al líder, Levi Leipheimer, nada más iniciarse la subida. Contador sacó unos metros y Leipheimer se limitó a rodar detrás de él, hasta darle alcance.

Lo que no hizo fue salir a su primer ataque y quedar reventado. Contador buscó la sorpresa y el desfondamiento de Leipheimer, que respondió con inteligencia. Acabaría formándose un grupo en cabeza de cuatro corredores en el que estaban además de Contador y Leipheime el argentino Dani Díaz y el colombiano José Serpa, que a un kilómetro y medio de la meta cedió y no pudo seguir el ritmo de los primeros.

Dani Díaz atacó en el último kilómetro. Era la única manera de sorprender a Contador, que le dejó hacer, para superarle antes de la meta, con Leipheimer a rueda. Lo hizo bien el argentino, pero se encontró con Contador, que es segundo en la general, a 46 segundos de Leipheimer, que tiene la carrera ganada puesto que no queda terreno para que Contador pueda atacar.

En cinco días de competición, Contador lleva dos triunfos y es segundo en la general, con un mes y medio sólo de preparación. Sobra cualquier comentario sobre la clase del misil de Pinto como le han bautizado en Argentina.

Junto al argentino Dani Díaz, de 23 años de edad, que corrió en el equipo vizcaíno Cafés Baqué de aficionados en 2010, con el que logró numerosas victorias, y el año pasado en la formación francesa de La Pomme Marseille, también destacaron los corredores de Caja Rural Marcos García y el argentino Josue Moyano.

Para escaladores puros

El que cedió un poco fue Vincenzo Nibali, que es quinto en la general a 1:50 de Leipheimer. El Mirador del Sol, desde que el se divisa la provincia de Córdoba, es una subida para escaladores puros, en la que o bien se está muy en forma, como Leipheimer, o se es un fenómeno como Contador, que tiró de su clase para poder vencer.

Contador, Leipheimer y Nibali descendieron de la meta en helicóptero, en una carrera a la que le quedan dos etapas que no decidirán nada de cara a la general, que ha quedado más que decidida después de dos llegadas en alto y una contrarreloj.

Tanto Leipheimer como Contador cuentan con las formaciones más fuertes y no van a tener ningún problema para controlar etapas que no presentan mayores problemas...salvo el viento, que sopla en determinadas zonas con mucha fuerza. Hasta Stefan Schumacher, que está a cinco segundos de Dani Díaz, podría intentar acceder al podio, buscando la debilidad del equipo del argentino.

Fotos

Vídeos