Detienen y apartan del servicio a un cabo de los Mossos por abusar de un menor de trece años

El agente de la Policía catalana no podrá establecer ningún tipo de comunicación con el menor, deberá respetar una orden de alejamiento de mil metros y está obligado a vivir fuera de Cornellà

EFEBARCELONA

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un cabo de la Policía catalana, que ya ha sido suspendido cautelarmente de empleo y sueldo, acusado de abusar sexualmente de un menor de trece años en un lavabo público de un centro comercial de Cornellà de Llobregat (Barcelona).

Según han confirmado fuentes de la Policía catalana, el cabo arrestado estaba destinado en el área básica policial de Esplugas de Llobregat y fue detenido el pasado viernes por orden de la división de Asuntos Internos, que ya le ha apartado cautelarmente del servicio, acusado de un delito de abusos sexuales. Según precisa en su edición de hoy el periódico La Vanguardia, el agente fue detenido a raíz de una denuncia presentada por la víctima, un niño de trece años, a quien el cabo llevó a los lavabos de un centro comercial, donde supuestamente le obligó a practicarle una felación.

Por su parte, según han informado fuentes judiciales, el cabo detenido pasó el sábado a disposición del titular del Juzgado de instrucción número 1 de Cornellà, que estaba en funciones de guardia y que decretó su libertad con cargos, acusado de un delito de abusos sexuales. El juez, tras escuchar la versión del menor y la del acusado, decretó que el cabo de los Mossos, apartado ya de sus funciones policiales, deberá comparecer cada lunes en los Juzgados, no podrá establecer ningún tipo de comunicación con el menor, deberá respetar una orden de alejamiento de mil metros y está obligado a vivir fuera de Cornellà. Las diligencias del caso las llevará a partir de ahora el Juzgado de Instrucción número 4 de Cornellà.