El agujero griego podría ser mayor y el ministro alemán de Finanzas no da por sentadas las ayudas

El economista estadounidense Carl Weinberg ha calculado que a la deuda del país heleno hay que añadir otros 90.000 millones de euros en concepto de intereses, con lo que los préstamos supondrán un alivio mínimo y sólo transitorio

EFEBERLÍN
El agujero griego podría ser mayor y el ministro alemán de Finanzas no da por sentadas las ayudas

El agujero financiero de Grecia podría ser mucho mayor de lo calculado hasta ahora y las previstas ayudas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea insuficientes para hacer frente a las necesidades del país heleno. Mientras tanto, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, no da por sentadas las ayudas solicitadas por Grecia a la espera de la verificación de sus planes de ahorro y el estado de sus finanzas, ayudas que, además, necesitan de la aprobación por parte del Bundestag, el Parlamento alemán.

El dominical Welt am Sonntag advierte de que las necesidades financieras de Grecia, que ha solicitado ya ayudas por valor de 45.000 millones de euros al FMI y la UE, podrían elevarse en realidad a varios cientos de miles de millones de euros. Añade que sólo hasta 2015 las autoridades griegas deben devolver 140.000 millones de euros de 33 emisiones de deuda del Estado, lo que preocupa a sus socios comunitarios ante la perspectiva de que las necesidades financieras de Atenas se conviertan en un saco sin fondo.

Según los cálculos del economista estadounidense Carl Weinberg citados por el dominical berlinés, a esa deuda hay que añadir otros 90.000 millones de euros en concepto de intereses, con lo que las ayudas solicitadas al FMI y la UE supondrán un alivio mínimo y sólo transitorio. Weinberg llega a la conclusión de que para hacer frente a ese agujero financiero, los griegos se verán condenados durante años a destinar la quinta parte de su rendimiento económico al pago de su deuda, una carga que en crisis similares ha conducido a la bancarrota del Estado o una renegociación de la deuda.

«Grecia debe enseñar todas sus cartas»

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, señala en declaraciones que publica el dominical Bild am Sonntag que "Grecia debe ahora enseñar todas sus cartas" y que el país heleno "paga ahora el precio de haber vivido los años pasados por encima de sus posibilidades". "El hecho de que tanto la UE como el Gobierno alemán no hayan tomado todavía una decisión (sobre la concesión de ayudas a Grecia) significa que esta puede ser tanto positiva como negativa", advierte además el jefe del Tesoro alemán.

La concesión de las ayudas "depende únicamente de que Grecia continúe en los próximos años con el recién iniciado programa de ahorro. Esto se lo he dejado claro al ministro griego de Finanzas", afirma Schäuble. "El Gobierno federal decidirá (sobre las ayudas) después de que los haya hecho el Consejo Europeo. Aunque ya estamos haciendo nuestros preparativos", explica el ministro alemán, quien recuerda que la decisión última sobre la concesión de garantías para los créditos corre por cuenta del Bundestag.

En cuanto a las exigencias de que Grecia abandone el espacio del euro planteadas por algunos miembros de la Unión Socialcristiana (CSU), que forma parte de la coalición gubernamental, el ministro germano de Finanzas comenta que "no nos ayudan como Gobierno federal". "Tenemos que actuar dentro del marco de los tratados vigentes. Defendemos la estabilidad del euro, ya que Alemania se beneficia de ello como mínimo tanto como los demás. La ayuda a Grecia no es un derroche de fondos fiscales, sino la defensa de los intereses elementales de Alemania", comenta finalmente Schäuble.