La ley 'antipiratería' en Francia aumenta el número de descargas ilegales

Se reducen las conexiones a redes P2P pero crecen opciones como el 'streaming' o las páginas de almacenamiento de archivos

PORTALICMADRID

La ley Hadopi francesa, pendiente de entrada en vigor y que contempla penalizaciones para los usuarios de redes P2P, parece que ya empieza a tener sus consecuencias en Internet, aunque diferentes a las esperadas por los legisladores: aumenta el número de descargas ilegales.

Un estudio de la Universidad de Rennes afirma que se puede observar una ligera reducción en el uso de las citadas redes, si bien se han visto beneficiadas otros métodos de descargas como el 'streaming' o las páginas de almacenamiento de archivos ('Megaupload' o 'Rapidshare', entre otros).

"El número de 'piratas digitales' ha aumentado ligeramente desde la aprobación de la 'ley Hadopi'", ésta es la principal conclusión del informe. Así, únicamente el 15% de los internatuas que utilizaban las redes P2P antes de su puesta en marcha, han dejado definitivamente de hacerlo después.

De 'piratas' a compradores digitales

Pero la transición a otros métodos de descargas ilegales se ha completado, pueso que tan sólo un tercio de estos usuarios han renunciado a "cualquier tipo de piratería digital". Como ya se ha reseñado antes, el 'streaming' y almacenamiento de archivos se han visto beneficiados, recibiendo al resto de usuarios.

De los internautas que siguen descargando de las redes P2P, el 25% manifiestan haber cambiado sus prácticas de piratería desde la aprobación de la ley Hadopi. Por su parte, los 'piratas digitales' consideran ser, en la mitad de los casos, compradores digitales (compran música o vídeos en Internet).

El estudio alerta de que cortar la conexión a Internet de los usuarios de redes P2P podría reducir potencialmente un 27% el tamaño del mercado de los contenidos culturales digitales. Una ampliación de la ley Hadopi a todo tipo de piratería digital dejaría fuera del mercado potencial a la mitad de los compradores de contenidos culturales digitales.