A Plácido Eceiza

RAIMUNDO SANTIAGO(Donostia)

Todavía recuerdo cuando desde Madrid le llamé para ver si podíamos hermanar la Tamborrada de Jai-Alai con la suya, Anastasio. De esto hace ya siete años. Todo fueron facilidades y sobre todo, ilusión. Es una cosa que siempre me llamó la atención desde que le conocí, su empuje y la salsa que le ponía a las cosas, desde los fogones hasta la última iniciativa en la que colaboraba con la ciudad, que no han sido pocas.

Como antiguo Tambor Mayor de la Tamborrada de Jai-Alai de Madrid y en su nombre, y como integrante que soy hoy en día de Anastasio, siempre me acordaré y nos acordaremos de él cuando toquemos la Tamborrada, o cuando veamos los Caldereros, la Semana Grande, o cuando pasemos por la calle Easo. ¿Cuántas cosas ha hecho Placi por todo el mundo, por su ciudad! Siempre pensé que era un buen candidato para el Tambor de Oro.