Un guante para jugar a pelota

Babesku es de material sintético, con un taco de silicona que protege la yema de la mano y las bases de los dedos. Cuesta treinta euros y va dirigido a las escuelas de pelota.

ENRIQUE ECHAVARREN
Aratz Mendizabal y Kepa Peñagarikano muestran los nuevos guantes para jugar a pelota. [MIKEL FRAILE]/
Aratz Mendizabal y Kepa Peñagarikano muestran los nuevos guantes para jugar a pelota. [MIKEL FRAILE]

SAN SEBASTIÁN. DV. Bostesku, la empresa en la que figuran como socios los pelotaris guipuzcoanos Aratz Mendizabal y Kepa Peñagarikano, presentó ayer en la Diputación un guante para jugar a pelota, similar al que utilizan los ciclistas. Se llama Babesku, es de material sintético, transpirable, y contiene en su interior un taco de silicona que protege la yema de la mano y las bases de los dedos. Cuenta con un cierre de velcro ajustable en la muñeca.

«La idea surgió hace dos años, después de ir al masajista para que nos tratase el mal de manos. Nos dijo que le parecía increíble que en pleno siglo XXI no se hubiese inventado algo para proteger las manos y entonces pensamos en el guante. Lo que se pretende conseguir es amortizar el golpe de la pelota y que la mano no sufra tanto. Está concebido para que pueda ser utilizado por todo tipo de público al que le guste jugar a pelota, pero con especial incidencia a las escuelas de pelota», comenta Peñagarikano.

Cuesta treinta euros. Hay varias tallas -XXXS, XS, S, M, L y XL- y colores -rojo, amarillo y azul-. Se fabrica en Barcelona. «El proceso no ha sido nada sencillo. Hemos consultado a varios podólogos y después de ocho o nueve pruebas se logró diseñar el guante. El objetivo es que la gente tenga más facilidades para jugar a pelota», puntualiza Mendizabal.

Un millar de unidades

Se han fabricado un millar de unidades, de las cuales 300 ya han sido adquiridas por la Diputación de Gipuzkoa y otras 200 por la de Bizkaia. La Federación Guipuzcoana será la encargada de socializar el producto a través de los clubes de la provincia y de recabar las impresiones de los pelotazales. Los primeros clubes en recibir y probar los guantes serán aquellos que han participado en el Campeonato de Gipuzkoa en las categorías infantil y cadete, pero tendrán que esperar hasta el mes de septiembre. «Los guantes han tenido una buena acogida entre los que ya los han probado», dijo Luis Mari Tellería, presidente de la Guipuzcoana.

Y entre ellos figura el propio Kepa Peñagarikano. «El guante está bien para jugar con pelota de medio toque, la que utilizan los chavales hasta los quince años, cuando pasan a cadetes. La protección es para que los chavales sepan con qué parte de la mano hay que darle a la pelota. Y no con otras. Con pelota de toque no sirve. Es muy cómodo de colocar en la mano y esperamos que sirva a todo el mundo. Con este guante ya no será necesario esperar media hora a ponerse los tacos».

Fernando Tapia, diputado foral de Relaciones Sociales e Institucionales, que estuvo acompañado en la presentación por Iñaki Ugarteburu, director de Deportes de la Diputación, declara que «el guante protege más de lo que uno piensa. Es una experiencia novedosa, impensable hace unos años. Si funciona, puede revolucionar el juego de la pelota. El pelotari siempre ha demandado un producto como éste. Yo también los he probado. Jugamos tres partidos seguidos a 22 y la mano no se resiente en absoluto».

Tapia añade que «llegará el día en que, con diversas modificaciones, será posible jugar con él en profesionales». Aratz Mendizabal es más escéptico, tiene sus dudas. «Nosotros, los profesionales, somos muy raros. Cada uno se pone los tacos de forma diferente. Tenemos muchas manías y son muy difíciles cambiarlas después de unos años. Todo sería cuestión de probar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos