El filólogo Ribera Meneses afirma que el euskera es la lengua más vieja del mundo

Sostiene también que los vascos son los habitantes más antiguos de Europa

Ribero Meneses, con el libro que presenta hoy en San Sebastián. [EFE]/
Ribero Meneses, con el libro que presenta hoy en San Sebastián. [EFE]

MADRID. El filólogo y prehistoriador Jorge María Ribero Meneses (Valladolid, 1945), autor de más de un centenar de libros y de propuestas a menudo controvertidas, afirma que el euskera actual es la evolución del idioma más viejo del mundo, que en su día estaba generalizado en todo el norte de la península ibérica, y sostiene igualmente que los vascos son los habitantes más antiguos no sólo de España sino de todo el continente europeo. Esa es la hipótesis de su último libro, El verdadero origen de los vascos: la primera Humanidad, que presenta hoy en el Centro Cultural Koldo Mitxelena de San Sebastián. Mañana jueves, a las 19.00 horas, se ofrecerá una conferencia abierta al público sobre el tema en el cine Gurea de Villabona.

El autor afirma que los estudios filológicos, toponímicos, arqueológicos y, recientemente, genéticos, apoyan las teorías con las que, desde 1984, viene postulando la zona cantábrica como el lugar donde se desarrolló la primera Humanidad inteligente.

Según Ribero Meneses, «Cantabria y Euskadi siempre han sido lo mismo, como demuestran numerosos mapas y documentos de la antigüedad, pero el historiador y teólogo Enrique Flórez, en el siglo XVIII, se empeñó en dejar fuera a los vascos, defendiendo a base de disparates que sólo los santanderinos eran cántabros, y tuvo éxito».

Ribero Meneses asegura que la «orfandad» en que quedaron los vascos, tras desvincular su origen del cantábrico, llevó a desarrollar «todo tipo de teorías, a cual más abracadabrante, sobre de dónde venían, que si del Cáucaso o del Norte de África; son dislates que se alimentaron hasta ayer mismo porque hoy existen pruebas científicas que rebaten estas barbaridades». Entre ellas, los estudios de ADN publicados en 2003 según los cuales tres cuartas partes de los europeos provienen de una población específica del norte de España, o los que en septiembre de 2006 demostraron que todos los habitantes de las Islas Británicas eran originarios de la costa cantábrica.

Para Ribero Meneses, fueron los antiguos griegos y romanos quienes «reescribieron la Historia haciendo nacer de ellos, que no eran sino descendientes de españoles, el arte, la cultura, la democracia y toda la civilización».

Coincidiendo con la presentación del libro, igualmente, el representante de Agiñalde Kultur Elkartea Koldo Urrutia informará sobre la campaña que han puesto en marcha para solicitar a la Unesco que que declare el euskera patrimonio inmaterial de la humanidad, una iniciativa que consistirá básicamente en la recogida de firmas durante los próximos meses. AGENCIAS

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos