El impresionismo abstracto de Frank Jensen

El pintor danés reúne treinta obras en su primera exposición donostiarra La Galería Echeberría muestra también tres de sus piezas escultóricas

A. MOYANO
El pintor Frank Jensen, ayer en Galería Echeberría. [MIKEL FRAIEL]/
El pintor Frank Jensen, ayer en Galería Echeberría. [MIKEL FRAIEL]

SAN SEBASTIÁN. DV. El pintor danés Frank Jensen (Salten, 1956) reúne una treintena de cuadros y tres esculturas en la Galería Echeberría, que acoge su primera exposición individual en Gipuzkoa. Jensen, que se encuadra dentro del impresionismo abstracto y se emparenta «con lo que hacían Mark Rothko o Reinhart en los años sesenta, setenta y setenta», mezcla el minimalismo y el color. La muestra reúne su producción más reciente, firmada entre este año y el pasado.

«Generalmente, cada una de mis obras se basa en una idea previa y determinada. La inspiración la extraigo a través de mi propia vida, que ha sido bastante turbulenta porque he viajado muchísimo». De hecho, Jensen es ilustrador de formación y tras un periplo por varios países que incluyen dos años a bordo de un barco, se asentó en Barcelona en 1991. En esta ciudad, recorrió con sus obras el circuito de galerías hasta que un par aceptaron exponerla.

El artista considera que aunque sus cuadros son abstractos, ocultan también un lado figurativo «por las formas, los árboles, los cuadrados y los elementos decorativos». Entre sus temas de inspiración, que apunta en una libreta, figuran «la inmigración, el terrorismo, la violencia machista y todo lo que puede pasar en la sociedad». Sin embargo, Jensen admite que «la naturaleza también me inspira mucho: hay cipreses, robles, cerezos». Incluso en San Sebastián, inspiración que se refleja en la barandilla de La Concha incluida en uno de los cuadros.

El proceso de creación del cuadro pasa de pruebas y bocetos en cuadros de formato reducido a su plasmación en el lienzo, a base de numerosas capas de pintura que le ayudan a conseguir una textura determinada. «Construyo el cuadro sin color y una vez que termino con el collage y los elementos que pego en la tela, comienzo a pintarlo».

Los precios de las obras expuestas en Galería Echeberría oscilan entre los 250 euros de las de pequeño formato hasta 3.500 de las obras mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos