El Gobierno se siente respaldado por la decisión del Supremo sobre AS y ANV

Bermejo insta a la izquierda abertzale a «entrar en la legalidad» porque «estamos deseando recibirles» Conde-Pumpido asegura que «aquí el único que pierde es Batasuna»

MADRID. El Gobierno cree que la decisión del Tribunal Supremo de anular las candidaturas de Aber-tzale Sozialistak y Acción Nacionalista Vasca supone un respaldo para su actuación. «Teníamos razón», afirmó el ministro de Justicia como resumen del sentimiento del Ejecutivo. Mariano Fernández Bermejo no dudó en interpretar el fallo del alto tribunal como un espaldarazo a sus argumentos. Y vaticinó que la decisión no gustará ni al entorno abertzale ni al Partido Popular.

El responsable de la cartera de Justicia instó a la izquierda aber-tzale a asumir que la anulación de las listas está perfectamente amparada por el Estado de Derecho y les apremió a «entrar en la legalidad». Fernández Bermejo reclamó al entorno de Batasuna que entre por el «buen camino» y mostró su deseo de que la decisión del Supremo no provoque una reacción violenta. «Estamos deseando recibirles», les incitó en declaraciones a la Cadena Ser.

Más contundente se mostró respecto a la reacción de los populares. «Me temo que el PP no se va a sentir nunca satisfecho: lleva tres años en estado airado y no creo que esto le vaya a arreglar nada», sentenció. El ministro restó toda importancia a las críticas del partido que preside Mariano Rajoy, ya que, a su parecer, tienen «poco que ver» con lo jurídico. «El planteamiento que ha hecho el Gobierno es adecuado y cada cual deberá sacar sus conclusiones», concluyó.

En la misma línea se manifestó el ministro del Interior. «El PP hace un uso partidario y partidista de la política, que le lleva a utilizar temas de Estado como la lucha contra el terrorismo, la seguridad vial y la justicia para intentar desgastar al Gobierno», acusó en un acto de precampaña en Murcia. Alfredo Pérez Rubalcaba evitó comentar la resolución del Supremo y se limitó a afirmar que es necesario «respetar a las instituciones».

El ministro del Interior centró sus críticas en los populares, a quienes pidió tres cosas, que «respete las decisiones de los jueces, que arrime el hombro y que eche una mano al Gobierno como lo hicieron los socialistas en su momento para luchar contra el terrorismo».

Rubalcaba consideró que «cuanto mejor le va al Gobierno más se desgañita la oposición, y por eso buscan temas como la detención de cantantes, el terrorismo y critican a los tribunales».

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por su parte, protagonizó un mitin en Vigo ante 4.000 simpatizantes, en el que eludió cualquier referencia sobre la anulación de las listas de AS y ANV por parte del Supremo. Horas después de conocer la decisión de alto tribunal centró su mensaje exclusivamente en los logros de la gestión socialista durante estos tres años.

Mensaje

El fiscal general del Estado, por su parte, también se mostró satisfecho con la decisión del Supremo y la interpretó como un claro mensaje para Batasuna. «Sólo cumpliendo estrictamente la ley, se puede uno incorporar al estado democrático», advirtió a la izquierda abertzale.

Cándido Conde-Pumpido se mostró una vez más convencido de que el partido que dirige Arnaldo Otegi pretendía introducirse en las elecciones a través de la listas anuladas. «La ley no se puede burlar», reiteró. El máximo responsable del Ministerio Público reclamó a la izquierda abertzale que acate el fallo del alto tribunal. «Si se produce algún acto violento, se aplicará la ley y pagarán por ello», mantuvo.

Conde-Pumpido subrayó que, a través de la acción de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, «hemos obtenido dos sentencias favorables, en las que el TS hace que la Ley de Partidos sea efectiva y al mismo tiempo está reafirmando el cumplimiento de la ley».

En cuanto a las críticas del PP, aseveró que «todos los demócratas» deben sentirse satisfechos, ya que la anulación de las listas es una prueba de que la ley de partidos ha resultado «efectiva». «Aquí el único que ha perdido es Batasuna», remachó. COLPISA