Casos insólitos en Lizartza, Elduain e Irura

La anulación de las listas de Abertzale Sozialistak y de parte de ANV provocará situaciones atípicas en pequeños pueblos de Gipuzkoa tradicionalmente gobernados por la izquierda abertzale. El caso más singular es el de Lizartza, localidad de Tolosaldea de poco más de 600 habitantes y donde sólo se presenta el PP. Si lograra un único voto (en 2003 recibió diez) el militante del PP de Madrid Santiago Gandarias se haría con la Alcaldía.

La papeleta no se presenta fácil para los candidatos populares, que no residen en Euskadi. Hace cuatro años, con la plataforma local de izquierda abertzale ilegalizada, el actual presidente del PNV de Gipuzkoa, Joseba Egibar, fue elegido alcalde. Tomó posesión en medio de graves incidentes y ahora ha renunciado a la reelección.

La misma situación se repite en Elduain, otra localidad de Tolosaldea de 215 habitantes. En este pueblo también queda solo el PP tras la anulación de ANV y Abertzale Sozialistak. Carlos Sanz sería el regidor si logra un voto, algo que los populares no consiguieron hace cuatro años aunque en las autonómicas vascas de 2005 logró dos. El PNV ostenta ahora la Alcaldía, pero no se presenta en estos comicios.

Otro caso peculiar es Irura. Tras rechazar la justicia a ANV sólo restan PSE-EE y PP, que hace cuatro años alcanzaron, respectivamente, una veintena de votos en este municipio de 1.200 residentes. La actual alcaldesa en funciones, Marimi Ugalde, podrá repetir al anularse la plancha de ANV. En 2003 venció el PNV tras la ilegalización de la izquierda abertzale, pero renunció y la Alcaldía pasó a manos de las plataformas en principio ilegalizadas. Situación similar se dio en Itsasondo, Aizarnazabal y Leaburu, donde ahora sí hay varias candidaturas. En Hernialde el gobierno quedó desierto aunque ahora se presentan el PP y una plataforma local.

Mientras, en Altzo, la plataforma Altzolanean no podrá presentarse finalmente tras aceptar el Tribunal Supremo la impugnación presentada por la Fiscalía. En este municipio competirán la agrupación Batzarremuino, el PNV y el PP. En Amezketa, Kimu Berri sí fue aceptado pese a la impugnación inicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos