Sí a 'makil goxo', no a 'matigotxo'

F. I.

Según parece, los vascoparlantes siempre han usado la expresión 'makil goxo' (palo dulce) para denominar el regaliz de palo, el que se vende en las tiendas de chucherías y puestos de feria para ser chupado hasta que se queda sin gusto.

Pero hace varias décadas surgió el vocablo 'matigo-txo' y, al menos en San Sebastián, ha tenido mucho éxito entre los castellanoparlantes. Además, ese vocablo ha visto reforzada su presencia desde que un campo de fútbol de la zona de Intxaurrondo recibiera el nombre de Matigotxotegi. Se bautizó de esta manera la instalación deportiva porque allí existía un caserío llamado de esa manera.

Pero ahora resulta que todo ha sido una invención bastante reciente. Así como los erdaldunes crearon la palabra 'matigotxo' donde antes había 'makil goxo', el nombre del caserío Matigotxotegi es una degeneración. Según Josu Tellabide, historiador y especialista en toponimia de la zona de Donostia el verdadero nombre de ese caserío, que se derruyó hacia 1990, era Martikotxotegi, que viene a significar algo así como «la casa del pequeño Martiko». El nombre de Martiko, por su parte, sería una derivación de Martín, al igual que de Pedro surgió Periko. Tellabide, qué duda cabe, apuesta por la pervivencia del vocablo 'makil goxo'.

Fotos

Vídeos