Ideas para aprovechar San Josepe

El Ayuntamiento ha hecho suya la propuesta de un colectivo ciudadano y va a convocar un concurso para encontrar un proyecto para el futuro de la cantera

KEPA OLIDEN
Reducir el impacto visual de la cantera de San Josepe constituye uno de los objetivos de la propuesta. [OLIDEN]/
Reducir el impacto visual de la cantera de San Josepe constituye uno de los objetivos de la propuesta. [OLIDEN]

ARRASATE. DV. El Ayuntamiento ha hecho suya una iniciativa ciudadana dirigida a promover un concurso de ideas para el aprovechamiento de la cantera de San Josepe. La propuesta ha sido planteada por un colectivo de notables a cuyo frente se halla el ingeniero Aitor Orobengoa Ortubai, y del que forman parte también Pedro Mendieta, Rafael Leturia, José Luis Hériz, José María Larrañaga, José Ramón Elortza, Iñaki Azkoaga y José María Eraña.

El propósito que mueve a este grupo de cualificadas personalidades no es otro que impulsar «el aprovechamiento no especulativo del volumen interior de la cantera». Un espacio «no inferior a 1.200.000 metros cúbicos» que podría destinarse a «usos sociales y privados de alta demanda en Mondragón». Y no menos importante, contribuiría a reducir, al mayor nivel posible, el impacto visual que esta cantera, a lo largo de 50 años de actividad, ha generado en las faldas del monte Kur-tzetxiki.

Sobre la base de estos requisitos y algunos otros más, este colectivo de ciudadanos ha planteado al Ayuntamiento la posibilidad de desarrollar un concurso de ideas como medio de seleccionar el proyecto que mejor cumpla los objetivos propuestos. El Pleno corporativo aprobó ayer por unanimidad hacer suya esta iniciativa, a la que destinará una aportación económica de 18.000 euros.

El colectivo ciudadano encabezado por Aitor Orobengoa alude en su propuesta a diversas experiencias internacionales en la recuperación de antiguas canteras. Mencionan varios ejemplos llevados a cabo en Gran Bretaña, Australia y Noruega y aseguran que la idea del aprovechamiento de la cantera de San Josepe podría tener «interés general y posibilidad de que sea repetida en otras poblaciones». Es decir, que, por su carácter pionero en Gipuzkoa, podría convertirse en un modelo a imitar en la recuperación de otras muchas canteras, como las de Sasiola (Deba), Arriaga (Elgoibar), Buruntza (Andoain)

Usos posibles

El abanico de posibles usos que se abre para la cantera de San Josepe es, según esta iniciativa ciudadana, inmenso.

Dentro de los «usos privados individuales» estaría la vivienda, en sus diversas tipologías: VPO, precio tasado, para jóvenes, unipersonales, protegidas, de alquiler, residencias Como usos terciarios cabrían los centros de servicios, despachos profesionales, viveros de empresas, alquiler de oficinas para personal itinerante, centro de reuniones

También cabría la posibilidad de usos comerciales: pequeña galería comerical o centro de compras tipo Dendaraba, pequeño centro alimenticio, multicine

Los proponentes aluden también a posibles usos vinculados a Mondragon Unibertsitatea: el desarrollo de una nueva tipología de residencia de estudiantes de Mondragon Unibertsitatea; centro o salas de estudio dotadas de conectividad; comedor universitario: iniciativa ésta que podría ser desarrollada en colaboración con Auzo Lagun; zonas comunitarias de esparcimiento

Usos infraestructurales: parking de automóviles; para la zona de San Josepe , así como aparcamiento disuasivo con respecto al Casco Histórico; parking de camiones.

Reserva estratégica de espacio para futuros usos potenciales. Uno de los usos potenciales es la propia consecución de un volumen edificatorio que puede servir para desarrollar intercambio por otras zonas de interés: posibilidad de desarrollo urbanístico a cambio o zonas similares; servir como reserva estratégica en la medida que en el futuro pudieran aparecer nuevos usos o necesidades.