«La quiropráctica es la recuperación de la salud a través del cuidado del sistema nervioso»

El quiropráctico subraya que muchas enfermedades pueden tener su origen en una mala alineación de la columna vertebral

BEATRIZ LIRIO
El quiropráctico Juan Alonso, durante su conferencia. [KLISK]/
El quiropráctico Juan Alonso, durante su conferencia. [KLISK]

El médico quiropráctico, Juan Alonso, graduado en quiropráctica por la Universidad de Palmer (Palmer College of Chiropractic), ofreció algunas claves importantes para mantener cuidada y alineada la columna vertebral en el transcurso de una conferencia, que impartió el pasado martes por la noche en la casa de cultura, ante una abarrotada sala. Hizo hincapié en la recuperación de la salud y la prevención de las enfermedades, gracias al cuidado específico de la columna vertebral. «Problemas como lumbalgias, hernias de disco, estrés, fibromialgia, desórdenes hormonales, digestivos, etc. pueden tener su origen en la mala alineación de la columna vertebral», afirmó.

- ¿Qué es exactamente la quiropráctica?

- Es una profesión sanitaria, reconocida por la OMS, que se dedica al cuidado de la salud y del bienestar de la persona. Se centra en la prevención, mantenimiento y recuperación de la salud, a través del cuidado del sistema nervioso. La columna vertebral es la estructura que protege el sistema nervioso y para un buen funcionamiento del sistema nervioso es necesario que la columna vertebral esté alineada.

- ¿Cómo repercute en nuestra salud el hecho de que las vértebras no estén en una posición adecuada?

-Cuando las vértebras de la columna pierden su posición óptima e interfieren con la transmisión de los impulsos mentales tiene lugar lo que llamamos la subluxación. Por tanto, el órgano, glándula o tejido controlado por ese nervio comienza a funcionar mal, ya que existe una regeneración celular que no es la óptima. Con el tiempo tendremos un tejido u órgano enfermo y si lo dejamos mucho tiempo sin corregir, el resultado son los síntomas o enfermedad.

- ¿Qué podemos entender por buena salud, desde la quiropráctica?

-Cuando los mensajes de curación y salud cerebral pueden fluir a todas las partes del cuerpo sin interferencias.

- ¿Es la quiropráctica una alternativa a la medicina?

-No. Es una ciencia que trata de otro modo las enfermedades, sin fármacos porque nosotros postulamos que el cuerpo tiene capacidad recuperativa, la fuerza que nos crea es la que nos cura y ningún fármaco hace mejorar nuestra salud, sino que la alivia. La quiropráctica representa un enfoque distinto, vitalista y racional, es un paradigma de la salud que resulta filosóficamente lógico y científicamente válido.

- ¿Cuál es el método de trabajo que se utiliza a la hora de tratar a un paciente?

-En primer lugar se le hacen diversas radiografías para saber dónde radica el problema y después se pasa a realizar los ajustes específicos vertebrales, que se ocupan de restaurar la conexión entre el cerebro y el tejido celular. Para ello utilizamos técnicas de corrección manual de la columna vertebral. Son técnicas muy precisas que requieren años de especialización por parte del quiropráctico. Al restablecerse la comunicación entre el cerebro y el tejido la regeneración celular óptima se activa y con el tiempo, la curación.

- ¿Por qué cree que es reacia la gente a probar tratamientos diferentes, como puede ser la quiropráctica?

-Sobre todo, por el desconocimiento y la desinformación. Muchos piensan que esto no es serio y la carrera de quiropráctica tiene una duración de seis-siete años académicos (el número de cursos varía según los países), lo que equivale a unas 5.500 horas lectivas. Estamos especialmente preparados para detectar y ajustar la subluxación vertebral o interferencia que impide al paciente funcionar con su pleno potencial de salud.

- Pero, ¿no es cierto también que hay mucho intrusismo en todo esto y quizá la gente no confía del todo?

- Es uno de los principales problemas con los que se encuentra nuestra profesión, debido al desinterés de los gobiernos central y autonómicos por legislar al respecto. Es cierto que en España algunas personas que han realizado cursos de fines de semana, o meses, amparados por la falta de legislación están ejerciendo y se autodenominan quiroprácticos o médicos quiroprácticos, sin haber conseguido el título. La Asociación Española de Quiropráctica se está moviendo para paliar esta situación, ya que considera necesaria la regularización de la profesión en beneficio de los pacientes y como reconocimiento al derecho de recibir servicios quiroprácticos de profesionales debidamente cualificados.

Fotos

Vídeos