El cura Santa Cruz, en imágenes

El Ostatu de Hernialde acogerá, a partir de hoy una colección de fotografías del cura guerrillero y párroco en Colombia y los lugares donde vivió

NUÑEZ
El cura Santa Cruz, en imágenes

HERNIALDE. DV. El Ostatu de Hernialde acoge desde hoy una exposición de fotografías, tanto personales como de los lugares en los que vivió, del que fuera famoso guerrillero del siglo XIX el cura de Santa Cruz. Su verdadero nombre era Manuel Ignacio Santa Cruz Loidi y nació en el pueblo de Elduaien, el día 23 de mayo de 1842.

No es posible hablar del siglo XIX en el País Vasco sin hablar de las guerras carlistas y del cura Santa Cruz. Ordenado sacerdote en el Seminario de Vitoria-Gasteiz, el cura se convirtió en uno de los guerrilleros carlistas más activo y buscado por sus enemigos. Fue apresado en diferentes ocasiones. Su nombre se hizo muy conocido y se le asoció en más de una ocasión con episodios de gran crueldad. En un momento dado, fue despojado de toda graduación militar por el propio pretendiente carlista.

Párroco de Hernialde

Se hizo cargo en el año 1866 cuando contaba con 22 años de la parroquia de Hernialde. Se cuenta que en una ocasión que estaba celebrando misa en la iglesia, le rodearon sus enemigos, a los que dijo que le dejarían terminar el oficio y que después se entregaría. El teniente que estaba al mando accedió, y después de esperar un buen rato entró en la iglesia. Se había escapado, saliendo disfrazado de lugareño entre la gente y por delante de ellos.

Tras la revolución de 1868 que derrocó a Isabel II realizó propaganda activa en favor del carlismo. Fue detenido en octubre de 1870, pero consiguió huir a Francia el día 6 de octubre de 1872, y en abril del mismo año al inicio de la Tercera Guerra Carlista, atravesó la frontera y se puso a la cabeza de una pequeña partida. Detenido en agosto, consiguió huir de sus captores y refugiarse en Francia, para pasar otra vez la frontera en diciembre de 1872 y ponerse al frente de sus hombres.

Luchó en Guipuzkoa convirtiéndose en uno de los líderes guerrilleros más conocidos, por su valentía, pero también por su crueldad. Entró en conflicto con los mandos militares carlistas debido a su independencia y se vio obligado a dejar la lucha y pasar a Francia en julio de 1873 para volver en diciembre por poco tiempo, exiliándose después en Lille y Londres.

El cura Loidi

El cura Santa Cruz fue conocido en Euskal Herria como 'el cura Santa Cruz' y en Colombia como 'el cura Loidi'. Este personaje que forma parte de la historia y la iconografía vasca del siglo XIX, protagonista en su tierra natal de episodios guerreros de gran dureza, entre otros muchos avatares, pasó los últimos 34 años de su vida ejerciendo el sacerdocio en el departamento de Nariño, en el Sur de Colombia.

Abandono del País Vasco

En 1874, el cura de Santa Cruz abandonó el País Vasco contando por aquel entonces con 32 años, tras pasar por un convento francés. En Londres embarcó para América, donde pasó sus últimos años, primeramente en Jamaica, 15 años y después en Colombia, donde moriría en 1926, a los 84 años de edad.

Su perfil como guerrillero que combatió al gobierno español que abolió los fueros perduró durante mucho tiempo en Euskal Herria y autores como Orixe (en Santa Kruz Apaiza, 1929) o, más recientemente, Junes Casenave (en la pastoral Santa Kruz güdülari) han dedicado obras a su figura. Debido a su carácter rebelde de guerrillero y conspirador reaccionario y a su cruel resolución en episodios en los que no dejó contrario alguno con vida, en la iconografía española encontró muchos detractores..

Revista Argia

El cura Plácido Mújica, autor de un voluminoso diccionario vasco, viajaba en 1929 a través de los Andes colombianos, desde la ciudad de Pasto, cuando sus ojos se fijaron en un trozo de papel ya viejo y descolorido que había debajo de un tronco. «Lo recogí por curiosidad», escribe, «y al leer su título, Argia, quedé como fulminado por una emoción indescriptible. (Argia es una publicación en euskera). Por aquellos lugares de la selva andina, solía pasar dos veces por semana el célebre guerrillero cura Santa Cruz. Muchas veces me hice esta pregunta: ¿Sería el Cura Santa Cruz el vasco que dejó caer en aquellos remotos parajes el trozo de papel en el que su inscripción era Argia? Bien pudiera ser, pues el guerrillero ingresado en la Compañía de Jesús, solía pasar todos los sábados por aquel camino para ir al pueblo de San Ignacio». «Años más tarde, me enteré -comentaba el cura Plácido Mujica- que efectivamente le enviaban desde Bilbao el semanario Argia. Aquel hecho, junto a motivaciones anteriores, animaron a Plácido Mujika a la elaboración de su conocido diccionario.

El cura de Santa Cruz fundó el pueblo de Pasto (Colombia) y era conocido allí como el cura Loidi. Ingresó ya mayor en la Compañía de Jesús, un 30 de julio de 1920 realizando una gran labor misionera en Jamaica y Colombia, falleciendo en el corregimiento de San Ignacio, Municipio de Buesaco en el Departamento de Nariño, república de Colombia-Sur América el día 10 de agosto de 1926. En el año 1987 el Ayuntamiento de Hernialde le dio a la plaza el nombre de Santa Cruz Enparantza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos